Poesía de Ichocán

 

Ir a Ichocán

 

Presentamos poemas alusivos a nuestro

pueblo de autores ichocaneros.

 

 

SÁNCHEZ ESPINOZA, Bertha Petronila. Ichocán, "Posada de larga ida". [06/03/2020]

SPELUCÍN ALIAGA, Jorge. La casa vieja. [04/03/2020].

PAREDES GÁLVEZ, Ismael. Ichocán.

VELÁSQUEZ SPELUCÍN, Ángel. (Extinto) Ichocán.

CHÁVEZ LEZAMA, Walter. Virgencita del Rosario.

 


 

ICHOCÁN, "POSADA DE LA LARGA VIDA"

 

Bertha Petronila Sánchez Espinoza

 

Ichocán, mi "Viejo Ichocán"

distrito añorado, edén sin igual,

tienes gente cariñosa, trabajadora, y acogedora,

que beben el agua que mana de tu fresco manantial.

 

El resplandeciente Sol ilumina con sus rayos,

a los cerros Pariacushma, Shoroico y Chantaco

y el azulado firmamento bendice con su paz y belleza,

a tus límpidas calles y a tu gente que es todo pureza.

 

Tus hermosos campos están adornados

con retamas amarillas, geranios, dalias y cartuchos,

tunas, nísperos capulíes, higos y poroporos,

maizales, menestras y cereales entre otros.

 

Disfrutamos del exquisito cuy con arroz de trigo y papa picante;

del caldo de mondongo, de gallina o verde con su pan crocante,

siendo una delicia el puchero con el washa del chancho;

los chicharrones con mote, cecinas shilpidas y rellenos con su rocoto.

 

Es tu sopa de chochoca con papas sancochadas,

la de arveja con salchicha y huevos revueltos, más su cancha,

el ruche y el jetón con el pellejo de chancho y la chicha de jora,

comida exquisita y fuerte, para trabajar en la chacra.

 

Tienes una perla preciosa y milagrosa que nos guía,

en el acogedor templo de San Jerónimo;

es nuestra Madre y Patrona la Virgen del Rosario

a quien la veneramos con fervor cristiano.

 

Ichocán, "Posada de la Larga Vida",

con agua cristalina y clima de ensueño,

eres cuna de mujeres y hombres encantadores longevos

que se aferran a la vida, cual raíces de un árbol a su tierra querida.

 

En ti nacieron y crecieron, gente valiosa y talentosa

como Ima Sumac, una de las mejores sopranos del Perú y del mundo

y el maestro, poeta y periodista José Carlos Sánchez Espinoza, entre otros;

orgullo y ejemplo en nuestro hermoso terruño.

 

La fe de tu gente y sus manifestaciones artísticas se ven reflejadas,

en mayo, con la elegante danza de los diablos,

las yuntas de toros adornadas con lo mejor de tu cosecha,

agradeciendo a San Isidro Labrador, quien bendice la tierra.

 

En agosto, en el jirón Atahualpa,

se rinde homenaje a la Santísima Cruz de Motupe,

en la capilla construida por sus flamantes devotos:

Silvio Sánchez y esposa, Eptimio Velásquez y Avelino Valiente, entre otros.

 

La fiesta de octubre, en honor a nuestra Patrona,

por muchos años fue promovida por Juan Velásquez

hay novenas, misas, procesión, fuegos artificiales y corrida de toros;

más el regocijo de paisanos, que retornan cual aves a su hermoso nido.

 

Ichocán, tierra querida que me vio nacer y crecer,

sembraste en mi vida, semillas de amor, estudio y trabajo,

y los versos de mi infancia están grabados en mi pensamiento,

como lucecitas que no deben ser apagadas ni por el viento.

 

Visiten Ichocán "Posada de la Larga Vida”

en donde por una noche se quedara Simón Bolívar,

para disfrutar del agua y maravilloso clima,

en una casa de Plaza de Armas, de hoy en día.

 

Todo ichocanero culto, grato y de corazón abierto,

no olvida ni niega jamás a su tierra,

pedacito de cielo que nos une en las alegrías y tristezas

con himnos de júbilo y solidaridad fraterna.

-----------------------

De: ''Un Rayito de Luz pata Tí"- Cajamarca, diciembre 2016.
Bertha Petronila Sánchez Espinoza.

Inicio


 

LA CASA VIEJA

 

Jorge Spelucin Aliaga 

 

¡Cuánta tristeza de la casa vieja!

Cuántas penas bordadas
en sus muros de tapial
y tierra blanca.


Las telarañas del tiempo
treparon hace mucho
sus rincones
como la nostalgia de los años
por los amores viejos.

 

Como la callada risa en el alma de los niños después de la fiesta del pueblo.
Como el piar de los jilgueros en las lluviosas noches de febrero.
Como el llanto enmudecido y cabizbajo de una pobre novia abandonada.

¡Así está la casa vieja de los años mozos!

 

Dónde niños
hoy
los viejos
teníamos la mágica ternura
de la dulce abuela
y el sombrero de paño
sobre el lento caminar
del viejo abuelo.

 

Dónde
a la lumbre del fogón
la leña
dibujaba nuestros sueños coloridos por la vida.
Hoy se ahoga, en mil lamentos,
la alegría de sentarnos otra vez
los mismos niños
a la mesa de la casa vieja.

 

Hoy se sienten por sus puertas
y pasillos
las pisadas invisibles
de las almas
que se fueron
y dejaron el amor en su recuerdo.

 

Y las voces que dijeron nuestros nombres con arrullo de paloma
se han perdido para siempre
con la ausencia y con el tiempo.

 

Sólo quedan el aroma
y los afanes aurorales por la vida
en las manos hacendosas
y en las mil idas y vueltas
de la abuela
y de las madres de la casa vieja.

 

Aquí nos juntamos
no hace mucho
corazones locos a jugar sin prisa.


Aquí nos durmió la abuela
con su cuento de '' La Blanca Flor''
y sus panecillos de maíz
con esperanza.

 

Aquí despertaba el Sol en el corazón
de nuestras madres
en el pan de las seis de la mañana
y en la fresca redundancia del agua
que nos mojaba el alma
hasta la más profunda militancia
por la vida.


Aquí compartimos el pan y el amor cada mañana
en la mesa tendida para gustar del alba.

 

¡Qué desolación ahora en sus rincones viejos!
¡Cuánta tristeza dejan los pasos inalcanzables del tiempo!
¡Cuánta soledad me grita nuestra casa vieja!

Como la tristeza negra de una novia muerta.
Como la canción que llora mi guitarra negra.
Como las campanas viejas de la vieja iglesia
Como el llanto que lloran las penas
por las penas viejas...

¡Cuánta desolación me cuenta nuestra casa vieja!

-----------------------------

De: ''Luna de Junio'' - Ichocán 2020.
Jorge Spelucin Aliaga.
Caminante.

Inicio


ICHOCÁN

Autor: Ismael Paredes Gálvez

                            C-02-03-06

Aunque se encuentre distante,

pero yo lo tengo aquí;

a mi pueblo Ichocanero

la tierra donde nací.

 

Mirando tus cerros canto

Ichocán de mis amores;

para que el viento te lleve

mis penas y dolores.

 

Solo toco mi guitarra

mis amigos ya no están;

canto, lloro entristecido

recordando a mi Ichocán.

 

Estos versos que yo canto

alzan su vuelo y se van;

remontándose a los cielos

ee mi querido Ichocán.

Ichocán es paraíso

es un dulce amanecer

su mejor clima del mundo

lo hizo Dios con su poder.

 

Si quieres volverte joven

anda vive en Ichocán

que las arrugas y canas

en poco tiempo se van.

 

En mi tierra ichocanera,

se come, aunque no haya mesa

su cuycito, su puchero...

gozamos de esa pobreza.

 

Ichocán con su agua pura

y su clima encantador,

mis cerritos, mis chacritas...

los andenes por mi amor.

 

Carnavales del antaño

en mi pueblo de Ichocán,

han pasado muchos años,

pero presentes están.

 

Inicio


ICHOCÁN

Autor: Ángel Velásquez Spelucín. (Extinto) 

ICHOCÁN, eres una joya
blanca y cristalina,
eres dulce y tu aroma
está engastado en tu clima.

ICHOCÁN, fecundo y hermoso
eres luz, eres alma
eres gloria, porque se goza
de tu hospitalidad y calma. 

ICHOCÁN, en tí se retrata el amor
para todos los que te visitan
nos recibes sin temor
y te llaman tierra bendita. 

ICHOCÁN, eres mi cuna
donde tuve una madre
tan buena como ninguna
y que también fue mi padre. 

ICHOCÁN, quisiera darte mi vida
porque dinero no tengo
estas frases que no se olvide

acéptalas, Ichocán te ruego.

Inicio


“VIRGENCITA DEL ROSARIO”

Autor. Walter Chávez Lezama.

Virgencita del Rosario,
yo te pido con fervor
que ilumines a mi pueblo
por la senda del Amor. 

Tus milagros son patéticos
que causan admiración,
tus hijos agradecidos
te piden tu bendición. 

¡Oh Virgencita adorada!
Madre cariñosa y buena
más pura que el blanco lirio
más bella que la azucena. 

Como quisiera señora
acompañar tu camino
ofreciéndote las flores
de todo nuestro cariño. 

Excelsa y Patrona nuestra
Virgencita del Rosario
de todos nuestros tesoros,
tu eres el Relicario. 

Ichocán hoy te venera
con profunda gratitud
en tu Fiesta de Octubre
Virgen llena de virtud. 

Virgencita del Rosario
yo te pido con fervor
que ilumines a mi pueblo
por la senda del Amor.

 

Inicio


Ir a Ichocán