EN DISTRITO SALLIQUE: RETABLO CONMEMORA 295 ANIVERSARIO DE SU TERMINACIÓN

 

 

 

Presentación       Actualidad de Jaén

 

Escribe: Ulises Gamonal Guevara.

 

a).- Sallique y su Patrimonio

Una de las más hermosas obras de la ebanistería colonial en el norte de Cajamarca es el Retablo del Altar Mayor del distrito Sallique-Jaén, terminado de construir según el mismo escrito sobre la obra el 22 de agosto de 1723; 160 años después de la imperativa anexión de la Gobernación de Jaén de Bracamoros a la Real Audiencia de Quito en 1563, suceso De profundo significado para la cultura jaenesa, el 22 de agosto del 2018, esta maravillosa obra de ebanistería sallicana nos obsequia el testimonio viviente del trabajo popular de 295 años.

Sallique, es el distrito más lejano de la provincia de Jaén, limita con Piura-Huarmaca, es santuario del patrimonio cultural y natural, en la parte alta cuenta con edénicos Páramos Amazónicos, explica un ingeniero forestal que son los mejor conservados de América, cuenta con lagunas, mágicas y curativas, fauna y flora endémica única del continente y para alegría nuestra, millares de años atrás fue ruta de integración región costera con los pueblos amazónicos, queda como testimonio la Huaca Mayor, restos del  Capacñam que integra los pueblos: Chontalí, Sallique, el Páramo, el Tambo, Ingatambo, continúa rumbo a Cajamarca.

En el mirador al pueblo de Sallique por la ruta de Palambe se encuentra el canal de Ayacate, según la leyenda fue construido antes de los incas, la Mamapacha no quería dar paso para terminar la construcción hidráulica, por ello ofrendaron como Pagapu un Opa, allí está el socavón donde fue entregado “el presente”.

b).- El Señor de la Humildad y el nombre de “Sallique”

Llegamos a la ciudad, según la leyenda, el Señor de la Humildad se cobijó en este lugar lleno de santa ira, al abandonar el Pueblo Viejo o Ñaupallacta, porque sus feligreses con el cura a la cabeza permitieron que la tentación de la carne los devore; el nombre Sallique provendría de una palabra de lengua  Culli, sería en homenaje a una planta llamada “Sallica” abundante en el lugar, donde se cree que el Señor vino a quedarse apareció el agua misteriosa que mana cristalinamente.

c).- El templo y sus avatares

El templo católico, fue construido sobre la Huaca Mayor, es una iglesia colonial elaborada de enormes paredes de adobe (llamado por los naturales adobón), hasta 1930 el techo fue de paja de jalca (ichu) complementada con paja de cebada y trigo, los feligreses decidieron a través de donaciones de la comunidad y hacendados de Palambe, Saulaca, Cátala, Las Mosquetas reunir dinero para comprar enormes canalones de calamina especial que vendían en Olmos, material traído en hombros hasta Sallique.

La iglesia cuenta con una sola torre separada del contexto llamada torre “Exenta”, también construida de adobón, su escalera es en caracol para ascender hasta las tres sonoras campanas, según la tradición eran cuatro, la más grande que repicaba muy bonito y se escuchaba a gran distancia, habría sido robada. En la parte interior del templo se encuentra una riqueza de Imaginería: San Isidro, la Cruz Misionera, San Juan Bautista, San Pedro, San Pablo… imágenes elaboradas en madera por santeros locales, reliquias de metal son escasas salvo la maravillosa custodia, los orfebres que habrían elaborado dicha reliquia serían naturales de la Comunidad Campesina San Felipe, ellos elaboraron una custodia similar para Chontalí.

d).- El Retablo o Altar Mayor de Sallique

 Por la opinión de especialistas el retablo pertenecería a la Escuela  Artística Neoclásica, en la parte superior existen letras de madera escritas en  Castellano del siglo XVIII, circula sobre una corona  “BENDITA Y ALABADA SEA LA VIRGEN DE LAS MERCEDES…”, más abajo con letras de mayor dimensión describe su terminación y el nombre del cura que regentaba la parroquia, por resaltar el nombre y emblema  de la Virgen de las Mercedes, el orden sacerdotal que regentaba la jurisdicción y construyó el templo y el retablo fueron los Mercedarios.

e).- ¿Cómo conocí Sallique?

Fue gracias al accionar de las Rondas Campesinas y la proyección del Círculo Cultural “Jaime Vásquez Díaz” que inicié mis visitas a Sallique  y sus caseríos a partir de 1980, en la ciudad trabajando con las autoridades y catequistas en la sensibilización para conservar el Retablo estaba muy  descuidado, las bancas apolilladas y maltrechas, el piso sin losetas, el coro de madera venía por los suelos, la vejancona puerta apolillada y cuarteada, conversamos con la comunidad católica, gradualmente con la municipalidad y catequistas para reparar y mejorar la imagen del templo. El año 2003 celebramos la presencia de las  autoridades políticas, religiosas y comunales de Jaén por motivos de conmemoras el 280 aniversario de la terminación del Altar Mayor o Retablo de Sallique, luego celebramos el 290 aniversario, se obtuvo una serie de logros valiosos para tan importante suceso cultural fueron renovadas  las puertas del templo con madera de cedro, el ambiente del coro renovado, el piso del templo enlocetad , el retablo pintado primorosamente, las paredes y otros arreglos internos y externos, era la imagen de Sallique, rumbo al Tricentenario del Altar Mayor, el 22 de agosto del 2023. El presente año 2018, hoy 22 de agosto celebramos EL 295 ANIVERSARIO DE SU TERMINACIÓN, recuerdo el escrito tallado en madera: “…SE ACABÓ ESTE RETABLO EL DÍA 22 DE AGOSTO DE 1723 POR LOS MAESTROS JOAQUÍN ANTONIO RAMÍREZ SIENDO CURA VICARIO…”, estamos a solamente cinco años de celebrar el TRICENTENARIO DE UNA DE LAS MÁS HERMOSAS OBRAS DE EBANISTERÍA DE JAÉN, única en el norte por su escrito en el frontis, un maestro sallicano comentaba: este tipo de obras religiosas con letreros externos, son propias del Virreinato de Nueva Granada o Gran Colombia, tiene razón, la Gobernación de Jaén de Bracamoros que formó parte Sallique, fue anexada a la Real Audiencia de Quito el año 1563 que perteneció a la Gran Colombia; el 4 de junio de 1821 por el Principio de Libre Determinación de los Pueblos JAÉN RETORNÓ AL PERÚ.

f).- Retos para el Tricentenario de la terminación del Retablo:

-Restauración urgente por especialistas la milagrosa imagen del Señor de la Humildad.

-Restaurar la torre exenta de adobe y su escalera en caracol

-Trabajar por el pintado del retablo con Pan de Oro

-Gestionar ante el Ministerio de Cultura que el Retablo y la Iglesia Matriz sean declarados Patrimonio de la Nación.

-Gestionar ante Ministerio de Industria y Turismo la realización del inventario cultural y natural del distrito.

-Gestionar ante el Ministerio de Transportes, gobierno regional, municipalidades provincial y local para el pavimentado de la carretera Km. 81-Piquijaca-Sallique.

-Gestionar multisectorialmente la canalización de las aguas que surcan sobre la ciudad para evitar su desaparición.

-Constituir la Comisión del Tricentenario del Retablo de Sallique encabezada por el Párroco de dicha localidad, autoridades ediles, personalidades y gente de buena fe, para elaborar su plan de trabajo estratégico de cinco años.

En las visitas continuas a Sallique y sus caseríos, conocí el antiguo cementerio lleno de leyendas y mitos entre ellos que no permitió entierren en su interior a un hacendado sacrílego por haber apostrofado contra el milagroso y temido Señor de la Humildad, pocos tiempo atrás, visité nuevamente la catarata SITÁN, estaría asentada en una falla geológica que arrastraba al cerro protector de Sallique y todo el valle hacia el despeñadero del río Huancabamba, el área aledaña está cubierta por enormes grietas.

 

g).- Testimonio y añoranzas de Sallique

Conozco la sagrada Custodia del pueblo de Sallique elaborada en metal precioso, he degustado su ricas bebidas típicas: el rompope sallicano endulzado con miel de Méjico, la espumosa chicha de jora, el calentadito de “poleo del pasmo”, he saboreado el opíparo “Matahambre” con queso, las sabrosas cachangas, el trigo seco con gallina criolla, la conserva de zambomba o “Chiuche”, el cuy frito con papa o majote de bituca, el “Chicope” asado.  En mi trayecto encontré al Piadoso Corazón del Señor de la Humildad en su día central el 01 de enero de cada año, quien siempre me extiende sus piadosos brazos y con su mirada baja me dice: no te olvides hijo  de mi pueblo Sallique, siempre estaré contigo.

En el caminar por esta tierra de los Párámos, he conocido a tres grandes maestros de oralidad andina y líderes comunales: don Simeón Ticliahuanca Carrasco (+), don Segundo Domingo Flores Cueva (+ fallecido en febrero del presente año) y en vida aún don Juan Pablo Santos, que además de maestro en la oralidad es experto en preparar Rompope Sallicano, por todo esto en el 295 Aniversario de Terminación del Retablo de Sallique, me despido con la esperanza que todos nos comprometamos a trabajar por el éxito de su Tricentenario, lo hago cantando un fragmento del triste la “Sallicana”: “…Hasta mañana mi sallicana, ya me estoy yendo ya me despido/y si algún ya no volviera un fuerte páramo me ha llevado

 

EL SEÑOR DE LA HUMILDAD PROTEGE LA CIUDAD DE SALLIQUE NO SEA ARRASTRADA POR EL CERRO

Narración: Sr. Juan Pablo Santos

Producto de los canales sin lucimiento sobre la ciudad, a través del tiempo el agua que discurre por allí va penetrando en las laderas aledañas al pueblo, cuando abundan las lluvias o se intensifican los regadíos en la parte alta de la ciudad, el agua filtra por diversas calles, especialmente del cerro que se encuentra a la entrada del pueblo, que es un enorme bloque de arcilla y ripio, con la humedad y el transcurrir del tiempo va humedeciéndose y aumenta el peso de la tierra en millones de toneladas, por ser ladera es arrastrado el alud a la playa donde se encuentra Sallique.

A partir de 1990 continuamente el cerro va deslizándose contra la ciudad amenazadoramente, durante las lluvias de los años 2015 y 2016, empezó a bajar con mayor intensidad, el pueblo empezó a ser cubierto por la enorme chufla de barro y cascajo e iniciaba a arrastrar viviendas y parte del centro educativo primario, la maquinaria pesada del Concejo y la Región eran impotentes para  contener el terrible huaico, el cerro bajaba aceleradamente a tapar al pueblo, la población  en medio de llanto e imploraciones sacaron urgente en procesión a la milagrosa imagen del Señor de la Humildad, todos lloraban desesperadamente Sallique desaparecería, solo la mano de Dios podría salvarlo, la población confeccionó un pequeño campamento junto al inmenso huayco que amenazaba amenazar con el pueblo, todos amanecieron en vela junto al Señor esperando lo peor, a eso de las cinco horas del amanecer, una inmensa mano todopoderosa desvío el huayco por una quebrada y se fue cuesta abajo con millones de toneladas de barro y cascajo, el Señor de la Humildad ¡HABÍA SALVADO A SU PUEBLO DE SER BORRADO DEL MAPA! (Narración recopilada el 19 de agosto como  obsequio de la oralidad sallicana en el 295 aniversario de terminación de su Retablo).

Fotografías:

Lic. Vanessa Pinedo entrevistando al maestro de la oralidad sallicana don Juan Pablo Santos

 

Retablo de Sallique está celebrando 295 años de terminado

 

Don Simeón Ticliahuanca Carrasco y el autor del texto 

Don Segundo Domingo Flores Cueva

 

La maravilla de  los páramos sallicanos

 Templo y torre exenta de Sallique

 

Flora endémica de los Páramos sallicanos

Milagroso Señor de la Humildad de Sallique 

 

   Inicio


Presentación       Actualidad de Jaén