Personajes de Cajamarca:

 

Ir a Cajamarca        Ir a Presentación

 

Con la ayuda de todos los buenos cajamarquinos

elaboraremos un listado de honor:

Personajes de Cajamarca

en el que figuren todos los cajamarquinos

y cajamarquinas

que amaron y aman a Cajamarca

como un merecido homenaje.

Esperamos que nos alcance su personaje

con la debida fotografía

  1. BARDALES VIGO, Ramiro Alejandro

  2. CASANOVA LÓPEZ, Toribio

  3. GÁLVEZ EGÚSQUIZA, José

  4. GÁLVEZ EGÚSQUIZA, Pedro

  5. PITA BARRANTES, Vicente

  6. REVOREDO IGLESIAS, Manuel Octavio Armando. [El Zorro].

  7. SÁNCHEZ NOVOA, María Octavila

  8. SÁENZ SOUZA, Baltazar. pdf


BARDALES VIGO, Ramiro Alejandro. (1941).

Ex Oficial de la PNP y político peruano, nacido en el distrito de Matara, Cajamarca, Perú, sus padres fueron don Enrique Bardales Paredes y la Sra. Angélica Vigo Cabrera.

Estudió hasta 4to año de primaria en la Escuela Primaria Nº 100 de su tierra natal y 5to Año en la Sección Primaria del Colegio “San Ramón” siendo su profesor el recordado Educador Julio Bardales, sus estudios de educación secundaria los realizó también en el Gloriosos Colegio “San Ramón” de Cajamarca integrando la Promoción “Emilio Campos Campos” en 1957; imbuido de su vocación militar viajó a la ciudad de Lima e ingresó a la Escuela de Subalternos de la Guardia Civil del Perú egresando como Guardia Civil prestando sus servicios en la ciudad de Lima en el año 1960, luego ingresó a la Escuela de Oficiales de la Guardia Civil del Perú egresando en 1964 como Alférez de la Guardia Civil ocupando los primeros puestos de su promoción, prestando sus servicios en diferentes dependencias policiales del Perú.

En 1990 fue invitado a pasar al retiro con el grado de Coronel, truncando su carrera militar faltando todavía 09 años para pasar al retiro, posteriormente fue Sub Prefecto desde febrero del 2001 hasta marzo del 2002, participa como candidato a la Alcaldía de Matara y sale elegido con amplia mayoría ejerciendo su mandato desde enero del 2002 hasta diciembre del 2006 y en forma consecutiva es reelegido desde Enero del 2006 hasta diciembre del 2010, pero solicita su licencia para postular a la Alcaldía de la provincia de Cajamarca por el Movimiento Político Restauración Nacional saliendo virtualmente elegido Alcalde de la Provincia de Cajamarca que ejercerá su mandato desde enero del 2011, recibiendo el apoyo de 54,721 ciudadanos que lo respaldaron con su voto y que hace un porcentaje del 38.027%.

Felicitamos al flamante Alcalde, a sus partidarios que realizaron una fructífera campaña y deseamos que cumpla un buen mandato cumpliendo sus propuestas realizadas a favor de Cajamarca.

Ir al inicio


CASANOVA LÓPEZ, Toribio*. [1826 - 1867].

Nació en la ciudad de Cajamarca el 29 de abril de 1826, en la casa 54 de la calle Huaraz (hoy Jr. José Gálvez), del matrimonio de don Cipriano Casanova y Doña Manuela López.

La sociedad de Cajamarca ha recogido con cariño, y conserva con respeto, el nombre y el recuerdo de la familia de don Toribio Casanova. Era una de esas familias patriarcales, de las que tantos ejemplos ofrecía el Perú en los primeros años de República.

En enero de 1854 estalla en Cajamarca un vigoroso movimiento popular encaminado a exigir del gobierno la creación política del Departamento, en virtud de la cual Cajamarca quedaría segregada de la jurisdicción de Trujillo, a la que había pertenecido desde la época de la colonia. Era la explosión de un sentimiento colectivo, incubado desde hacía largos años, pero que para hacerse presente necesitaba de la acción y la energía moral de los hombres como el que estamos estudiando. A raíz de este acontecimiento Casanova es llamado a colaborar en el régimen administrativo de la República, pero esta situación es transitoria; hombre de principios como es, no puede transigir con los malos procedimientos y tiene que salir exilado al Ecuador, no sin antes saborear las amarguras de la prisión en Casamatas y otros lugares.

De regreso a la Patria, Casanova es nombrado Director de la Escuela Normal de Lima, pero no llega asumir el cargo porque un acontecimiento nacional reclama su presencia en Cajamarca: el movimiento de restauración encabezado en Arequipa por el entonces Coronel don Mariano Ignacio Prado, en 1865. Casanova cree llegado el momento de prestar sus servicios al país y se incorpora al movimiento con cuyas líneas políticas se considera identificado. La fascinante influencia de su persona y la fuerza avasalladora de su palabra inclinan a Cajamarca a favor de la restauración, y Casanova marcha hacia Lima, con los poderosos núcleos ciudadanos de Piura, Lambayeque, y La Libertad, a cumplir con su deber.

El Coronel Miguel Iglesias encabeza y dirige las fuerzas de Cajamarca. En 1867 ocurren graves sucesos en la República. El Coronel José Balta se levanta en Chiclayo contra el Gobierno Nacional de Prado e intenta conmover el espíritu de toda la región del Norte. Casanova, adicto a Prado por convicción y patriotismo, se yergue en Cajamarca, en defensa de la legalidad, y se pone inmediatamente al lado del prefecto del Departamento, Coronel Miguel Iglesias.

El 21 de noviembre de ese año se produce una gran refriega en Cajamarca y son vencidas las fuerzas del Gobierno. Casanova quiere evitar mayor derramamiento de sangre y sale al balcón de la casa donde se encontraba con los jefes leales para ofrecer la rendición de la ciudad, y en los precisos momentos en que enarbolaba un pañuelo blanco como señal del término de la lucha, una bala le atraviesa el corazón.

---------------------

*Tomado de: http://www.cipca.org.pe/cipca/webir/regcajamarca/personajes.htm

Foto: Archivo de CaSu

Ir al inicio


GÁLVEZ EGÚSQUIZA, José*, [1819 - 1886].

Nació en Cajamarca el 17 de marzo de 1819,sus padres fueron el Coronel José Gálvez Paz, de gran influencia en la historia militar del Perú como era prócer de la independencia, y doña María Micaela Egúsquiza y Aristizábal.

Estudió en el Colegio Central de Ciencias y Artes de su ciudad natal. Se dedicó a la enseñanza de Filosofía Moral, Psicología, Lógica y Teodicea en el colegio Guadalupe. En 1855 fue nombrado Rector del Convictorio de San Carlos, introduciendo considerables reformas en su enseñanza. Pasco y Cajabamba lo eligieron su Diputado a la Convención Nacional de 1855 y ésta, al instalarse el 13 de julio, lo eligió su Secretario, reeligiéndolo en las sucesivas elecciones de 1° de setiembre, 1° de octubre y 1° de noviembre, desempeñando el cargo hasta el 30 de este mes. En las de 1° de febrero la Convención lo eligió su Presidente, cargo que desempeñó hasta el 28 del mes referido, habiendo sido reelegido presidente hasta en dos oportunidades más. Formó parte de la Comisión Codificadora del Código Penal en 1857 y fue Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Lima.

En 1865 fue, nombrado Secretario de Guerra. En tal carácter organizó la defensa del Callao contra la escuadra española y murió heroicamente, en la Torre de la Merced, el 2 de mayo de 1866.

Ir al inicio


GÁLVEZ EGÚSQUIZA, Pedro*. [1822 - 1878].

Abogado, político, educador y diplomático peruano, nacido en Cajamarca el 30 de abril de 1822, sus padres fueron el Coronel José Gálvez Paz, de gran influencia en la historia militar del Perú como era prócer de la independencia, y doña María Micaela Egúsquiza y Aristizábal.

Estudió secundaria en el Colegio de Ciencias y Artes. IE Emblemática Sesquicentenaria San Ramón de Cajamarca ,ayudó a su padre en las labores agrícolas de su hacienda; luego ingresó al Convictorio de San Carlos en 1842, graduándose de doctor en Jurisprudencia en 1845.

Como abogado demostró su preparación en el colegio de abogados y en la Corte Superior, convirtiéndose en un maestro de Derecho y en uno de los profesionales más prestigiosos de aquellos tiempos. Gálvez fue el primer Decano de la Facultad de Jurisprudencia de San Marcos y Decano del Colegio de Abogados de Lima. En 1847 fue miembro de la Comisión Reformadora de los Códigos.

Laboro como docente en el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe en 1846, llegando a ser rector del mismo de 1850 a 1852.

Preparó y redactó el Decreto que abolió el tributo indígena y luego ingresó a la convención de 1885 como Diputado por Cajamarca, no sin antes haber integrado el Primer Gabinete del caudillo tarapaqueño como ministro de Justicia.

Llevó a la acción sus ideas políticas y fue uno de los dirigentes de la Revolución Liberal de 1854 que encabezó el general Ramón Castilla. Se le recuerda por haber sido el redactor del decreto que abolió el tributo de los indígenas. Fue ministro de Justicia e Instrucción en 1855; ministro de Hacienda y Comercio en 1862.

En 1868 fue elegido senador por Cajamarca. Al inaugurarse el gobierno del coronel José Balta integró el gabinete ministerial ocupando el portafolio de Gobierno y la presidencia del Consejo de Ministros; asimismo ejerció diversas representaciones diplomáticas en Estados Unidos y Europa.

En los últimos años vinculó su nombre a todos los problemas de la Patria. "Gálvez fue honrado como pocos, diligente como empleado y celosos defensor de los principios liberales de la escuela moderna.

Falleció en París el 23 de agosto de 1878, cuando se desempeñaba como Ministro del Perú en Londres.

Ir al inicio


PITA BARRANTES, Vicente.

Periodista batallador y mordaz, fue don Vicente Pita, Cajamarquino de origen. Hijo del cura Tadeo Pita y de la señora Barrantes.

Hizo sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de San Ramón. Dedicado desde sus años mozos al periodismo, se caracterizó por su beligerancia y las enconadas campañas que sostuvo para imponer sus ideas utilizando el sarcasmo y atacando implacablemente a sus contendores ocasionales.

Esta circunstancia, unida a la de carácter irreductible, lo convirtieron en un temible adversario, que no rehuía el combate y, antes bien, lo buscaba con empeño. Como escritor se distinguió por la firmeza de sus ideas, la fidelidad de sus campañas y la esperanza de sus réplicas, encaminadas casi siempre al bien y la prosperidad de Cajamarca.

Fue primero director del periódico "La Palanca" y se distinguió por sus campañas de bien público. Fundó posteriormente "El Badajo", llamado así para demostrar su antagonismo con los periodistas de la "Campana", a los que combatió con saña y enardecimiento, pero diciendo siempre su palabra severa y sin reticencias. Como redactor del "Anuario Cajamarquino" ha dejado a la posterioridad interesantes apuntes sobre historia y geografía, que puede adolecer de errores superficiales de forma y veracidad; pero que siempre son útiles por su rareza y originalidad.

Ir al inicio


REVOREDO IGLESIAS, Manuel Octavio Armando. 1897 - 1978.

Por: Mayor FAP José Barrera Alvarado / Diario El Peruano

Lo llamaban El Zorro.

A los 122 años de su nacimiento, recordamos la imagen del Mayor General de la Nación, Armando Revoredo Iglesias, un aviador y médico que hermanaría las capitales de Sudamérica con los vuelos de buena voluntad al frente de la escuadrilla de Los Zorros.

Gran aviador, Manuel Octavio Armando Revoredo Iglesias nació el jueves 17 de junio de 1897 en la hacienda La Chanta, de propiedad de su familia, allá, en las alturas de la provincia de Contumazá; en medio de una progresista actividad ganadera y costumbres regionales conservadoras de la alta sociedad cajamarquina.

Sus padres fueron Julio Revoredo Posada, senador de la República en dos ocasiones, e Isabel Iglesias Carrera, hija del general Miguel Iglesias, expresidente del Perú. Durante su niñez cultivó valores personales y principios éticos en su querida Cajamarca, ciudad cuyo principal aeropuerto lleva su nombre desde 1979.

Fiel a la tradición familiar, Revoredo forjaría una personalidad de temple y actitud visionaria que le sirvió para proyectar la emergente aviación militar y las relaciones diplomáticas del país, llevando el mensaje, de unión y hermandad a los países de Sudamérica.

Médico y aviador

Hablar de Armando Revoredo es conocer una vida apasionante y ejemplar, por sus notables esfuerzos y logros durante su vida. Resaltó básicamente por su humildad, camaradería y la constancia para conquistar el éxito.

Fue un intrépido torero, notable músico y pintor; médico de profesión, extraordinario aviador; diplomático, político y empresario. Dio una fantástica lección profesional y de múltiples hazañas, poniendo en alto el nombre del pueblo peruano y de su más querida institución, la Fuerza Aérea del Perú (FAP).

En 1913 empezó sus estudios de Medicina en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y culminó en la Universidad de Madrid, en 1920. De regreso al Perú, conoció a muchas figuras de la aviación militar, pues le atraía mucho la mecánica, y en diversas ocasiones visitó la naciente Compañía Nacional de Aeronáutica, en Bellavista. Ahí conoció al fabricante de aviones Elmer Faucett (1891-1960), cuando prestaba servicios en la compañía Curtiss. El encuentro constituye un hito en el desarrollo de la aviación civil y comercial; años después, ambos serían mejores amigos y socios.

Armando Revoredo era un excelente médico, pero sus visitas a las ferias de Bellavista y sus múltiples amistades con los pioneros de la emergente aviación militar fueron motivos suficientes para incorporarse como oficial asimilado al servicio de aviación militar; así, fue nombrado en la Escuela Central de Aviación Militar Jorge Chávez, en Las Palmas, el 6 de octubre de 1925.

Al año siguiente, contrajo matrimonio con María Eugenia Llona de la Jara, autora de la letra del primer himno de la FAP, al que denominó A. S. A., en honor a la frase de Jorge Chávez (“Arriba, siempre arriba”).

Nace un aviador

En 1929, el jefe de la misión estadounidense, comandante USMC Harold B. Grow, después de algunos vuelos de prueba con Revoredo a bordo, recomendó su entrenamiento debido a su buen rendimiento.

Pese a lo irregular del procedimiento, el destino guardaba el nacimiento de uno de los aviadores más importantes que ha tenido el Perú. Fue Grow quien lo llamó Zorro, por el perfil facial que tenía. Años más tarde, este nombre sería el que llevaría la memorable Escuadrilla Aérea con la que Revoredo emprendería los famosos vuelos de unión y paz.

El 16 de noviembre de 1934, en un avión modelo Travel Air B-6000 T-069, recién adquirido por el cuerpo de aviación militar, Revoredo realiza el primer vuelo sin escalas a la ciudad de Iquitos.

Tiempos difíciles

Su anhelo por ser aviador es marcado por una época en la que se libraron guerras, como es el conflicto del Putumayo (1932-1934), entre peruanos y colombianos, y la Guerra del Chaco (1932-1935), entre bolivianos y paraguayos. Por otro lado, había una gran necesidad por lograr el protagonismo aeronáutico, tal como sucedían con las potencias de Europa y Asia, que asumían travesías globales llevando el nombre de sus países por el mundo y, en ciertos casos, como estrategias de recolección de datos de inteligencia.

De esta manera, Revoredo comienza su mayor desafío: un conjunto de vuelos de larga travesía denominados raids llevando un mensaje de paz, amistad y hermandad. Con su gran capacidad diplomática para conquistar a cualquier personaje, logró el visto bueno de tres presidentes para este proyecto innovador, impulsando, de esta manera, el crecimiento institucional de la FAP y del Perú.

Primero, llegó a Colombia, cuando las heridas aún estaban frescas. Con autorización del presidente Óscar R. Benavides, programó el vuelo Lima-Bogotá para el 13 de diciembre de 1935. Su misión fue un éxito: hubo una ceremonia de recibimiento y homenaje con presencia del presidente colombiano Alfonso López, quien impresionado por la amabilidad y gran carisma del peruano lo condecoró en nombre del pueblo colombiano.

En segundo lugar, en la senda de estos viajes de larga travesía, el siguiente destino fue Buenos Aires. Revoredo llegó el 27 de marzo de 1937 en un vuelo sin escalas, a bordo de “el 17”, un F.19 Stinson perteneciente al primer lote de aviones producidos por el Perú. Fue otro vuelo exitoso. Entre la gran comitiva que los recibió se encontraba el presidente argentino, el general Agustín Justo, quien agradeció en nombre del pueblo argentino tan noble gesto “de hermandad y desarrollo”.

Vuelos de buena voluntad

En 1938, el médico-aviador integró el equipo técnico para la evaluación de material aéreo que reemplazaría a nuestros antiguos aviones. De esa manera, al año siguiente llegaron las aeronaves Douglas 8A-3P y los North American NA-50 (este último, el avión en el que se inmolaría el héroe José Quiñones, el 23 julio de 1941).

En los 8A-3P realizaría, junto con la escuadrilla Los Zorros, los vuelos alrededor de las capitales sudamericanas, del 23 de marzo al 3 de mayo de 1940, partiendo en cinco aeronaves desde Limatambo. Recorrieron 12,230 millas ante el asombro del mundo y fueron seguidos por los principales medios de comunicación de cada país.

La escuadrilla aérea fue integrada por los capitanes Jorge Vigil (ingeniero aeronáutico) y Enrique Bernales, los tenientes Pedro Vargas, Manuel Gambetta, Ernesto Gómez, Luis Cossío, y los suboficiales Ernesto Green y Federico Vera (mecánico).

Cargos en el tiempo

Revoredo llegó al grado máximo en la época como Mayor General de la Nación. Además, ocupó los cargos de director general de Aeronáutica, ministro de Aeronáutica, ministro de Relaciones Exteriores, presidente del Consejo de Ministros. Ya en situación militar, fue nombrado embajador del Perú en Chile y Brasil, presidente del Club Nacional en dos ocasiones y presidente del directorio de Faucett Perú S. A.

Falleció el 25 de junio de 1978 a los 81 años; sus restos reposan en la plaza de Armas de la Base Aérea del Callao desde el 2006, lugar que lleva su nombre en homenaje al personaje, un aviador y diplomático, pero, sobre todo, al gran ser humano que es ejemplo de valores para la nación; un digno representante de la fuerza de todos los peruanos. Arriba, siempre arriba, general. (Mayor FAP José Barrera Alvarado)

Nota

12,230 millas recorrió la escuadrilla Los Zorros uniendo las capitales sudamericanas.

Don Armando Revoredo Iglesias ocupó los siguientes cargos:

General de la Fuerza Aérea del Perú

Agregado Aéreo del Perú en los Estados Unidos de Norte América y Brasil

Presidente del Comité de Transporte Aéreo aplicado a la defensa del hemisferio.

Director General de Aeronáutica Civil del Perú

Embajador del Perú en Chile.

Ministro de Aeronáutica del Perú

Ministro de Relaciones Exteriores del Perú.

Presidente del Consejo de Ministros del Perú

Gerente General y Presidente del Directorio de Faucett

-------------------------

Fuente: El Peruano

 

Ir al inicio


SÁNCHEZ NOVOA, María Octavila. [1905 – 2003].

Srta. María Octavila Sánchez Novoa. n. Cajamarca, 1905-2003. Foto Consuelo Lezcano. Destacada educadora cajamarquina. Nació en Cajamarca el 8 de diciembre de 1905. Murió en su tierra natal el 21 de mayo del 2003.

Estudió en el Colegio San Ramón de Cajamarca, siendo la primera mujer que accedió a dicho centro educativo. Sus estudios pedagógicos los realizó en el Instituto Pedagógico Nacional de Lima y en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ella de abril de 1934 fundó el prestigioso Colegio Indo Americano, cuya Dirección está a su cargo desde la fundación de dicho centro educativo.

Su labor pedagógica, social y humanitaria sigue siendo reconocida no sólo en Cajamarca sino en el Perú, por lo cual es considerada como una institución viviente dentro de la comunidad regional y nacional.

Entre tantos y merecidos reconocimientos, podemos mencionar que ha sido distinguida con la Medalla de Oro de la Municipalidad Provincial de Cajamarca y con las Palmas Magisteriales porque ha dedicado su vida a la educación.

En Cajamarca fue pionera de trascendentales innovaciones pedagógicas como:

a) La coeducación;

b) El teatro como recurso de enseñanza-aprendizaje;

c) La alfabetización;

d) El valor de la libertad y de la sociedad, recurriendo para ello a la visita frecuente de sus alumnas a los presos; y

e) La democratización y popularización de la educación.

-----------------

Fuente: SALAS SALAS, Luzmán. Lecturas selectas sobre Cajamarca. Pág. 131.

Ir al inicio


Ir a Cajamarca        Ir a Presentación