Las vacunas

 

Presentación      Coronavirus

 

Por: G. Guillermo Silva R.

Se entiende por vacuna la preparación química destinada a generar inmunidad contra una enfermedad, estimulando la producción de anticuerpos. Es decir, que son medicamentos los cuales, aplicados a las personas sanas, provocan la generación de defensas, evitando las enfermedades infectocontagiosas en los seres vivientes.

La primera vacuna fue descubierta por el medico británico Edward Jenner (1976) y sirvió para combatir la viruela. La idea se le ocurrió cuando vio como las recolectoras de leche eran contagiadas de una especie de viruela por estar siempre en contacto con las vacas (vacunas). Posteriormente, las enfermedades controladas con las diversas vacunas son: Rubeola, Varicela, Poliomielitis, Sarampión, Hepatitis B, Tétanos, Difteria, Tosferina, otras. Pero, una enfermedad que aún no tiene tratamiento efectivo es, el Resfriado.

Los especialistas consideran que, las mejoras en higiene, el saneamiento y el agua potable, son insuficientes para detener las enfermedades infecciosas, y la vacunación es importante y necesaria. Ellos, también siguen la información procedente de las diferentes fuentes en busca de indicios de que una vacuna tenga efectos colaterales. Afirman que, los motivos principales para vacunarse son protegernos a nosotros mismos y proteger a quienes nos rodean.

Se sabe que, en 1998, se planteó la posible relación entre la vacuna triple vírica (SPR: Sarampión, Paperas y Rubeola) y el autismo, pero, posteriormente lo descartaron. Sin duda, esto produjo una disminución de las tasas de inmunización y la OMS afirma que no hay ninguna prueba de la existencia de una relación entre esta y el autismo o los trastornos del espectro autista.

Actualmente, en nuestro país, aparte de la pandemia Covid 19, han surgido brotes de Difteria, lo que ha ocasionado otra vez pánico en la población, la que se apresuró a formar largas colas con el único objetivo de vacunarse. Vimos el desorden, la desorganización de nuestras autoridades que no mostraron planificación alguna y los medios de comunicación más atinaron a mostrarnos el malestar de la gente y no a los responsables de este caos. Se olvido el distanciamiento y las reglas básicas del comportamiento humano. Conversando con un amigo, técnico en salud, manifestó que la gente en estos casos somos como las ovejas, seguimos al rebaño, lo que nos inspiró a cambiar la denominación vacuna, por ovejuna.

Además, es preciso conocer que en muchos países la vacunación no es obligatoria, pero es recomendada y la mayoría de las personas aceptan en vacunarse. En el Quebec, Canadá existe un programa de inmunización, el cual ofrece vacunas gratuitas a la población, según un calendario establecido. Aunque, nos parece que lo que tendríamos que preguntarnos es si las vacunas funcionan y si son seguras. Punto para seguir.

 

Guillermo Silva

12/11/2020

Bibliografía:

www.who.int

www.paho.org

Inicio


Presentación      Coronavirus