A MANERA DE PRÓLOGO... Por José Guillermo Vargas Rodríguez

 

Presentación     Comentarios literarios

 

 

VADEMECUM BREVIS

(Panorámica elemental sobre el trabajo literario del gestor cultural Pepe Vargas)

 

A MANERA DE PRÓLOGO…

 

 

Por JOSÉ GUILLERMO VARGAS RODRÍGUEZ

 

“Y el loco lanzaba pétalos a un profundo pozo, y esperaba que después sonaran…”  Historia popular

 

Hace tiempo escuchaba narrar al poeta Max Dextre, la historia de un loco obsesionado por lanzar pétalos de rosas a un profundo pozo, y esperar que después sonaran. No le importaba el perfume, sino el sonido de los pétalos al caer.

 

Hace pocos años, rellenando mis espacios de tiempo en blanco, hurgaba en las páginas del internet. Inmensa fue mi sorpresa, encontrar largos, centrados, y en otras, exaltados comentarios sobre mi labor poética. Sabía que mi entrañable amigo Luis Albitres Mendo, era un estupendo plástico reconocido internacionalmente, buen conversador, pero no enterado y galano comentarista quien firmaba los comentarios.

 

Sorpresa mayúscula en cuanto que, a través de más de 40 años, jamás, nadie había comentado mi trabajo promocional y menos el literario. Y revisando el largo historial, era mayúscula mi ausencia en todas las antologías y/o revistas de mi patria en los últimos 50 años. Y no se tome esto como una queja, porque sigo creyendo –aunque con el ego hinchado- que mi labor escrituraria siempre ha sido y seguirá siendo sencilla, humilde e incapaz de sorprender a enterados y académicos compiladores por quienes guardo el debido respeto.

 

Por eso mi extrañeza y jolgorio lo escrito por Lucho Albitres, como una muestra de querencia y amistad, resultante de largas noches de vinos y conversas en eventos de poetas.

 

Pero creo que estas ausencias, injustas o no, prendieron en mí la llama de buscar aedas que fueran más que yo, buscar fantasmas ocultos o vates que mostraran claras muestras de talento para la poesía. Ojo. Talento, no genialidad. Labor que se convirtió en obsesión, al producir más de 55 muestras, antologías, compilaciones o como quiera llamárselas, cuyo reinado llega a su máxima expresión al compilar en un solo tomo, 85 poetas provincianos: “RÍOS VIEJOS, VOCES NUEVAS”, Edit. Maribelina, Lima, 2003; pp.442. Los mismos que fueran excluídos de una magna antología de Ediciones COPÉ, 2001, Lima. Los llamados poetas del milenio…Los ausentes eran incontables: Dimas Arrieta, Gustavo Armijos, Jhony Barbieri, Antonio Corcuera, Juan Cristóbal, Boris Espezúa, Garrido Chalén, Elvira Ordóñez, Alberto Valcárcel, Antonio Sarmiento, Alfredo Delgado Bravo, etc.; etc

 

Y se preguntarán: por qué esta obsesión del ruido de los pétalos? , Pueden sonar? 

 

Respondo con Neruda: “Una nación está llena de ojos extinguidos, de palabras que no se oyen, de sentimientos que ardieron y se apagaron. Todo esto es una continuidad. El que no la sienta, es como aquél que, al borde de un río, solo viera sus imágenes sin alcanzar el remoto origen de su nacimiento”. Por lo demás, hacía rato que el crítico Antonio Cornejo Polar había dicho que “para levantar el catastro exacto de la literatura peruana, había que recurrir necesariamente a las provincias”.

 

Pero sería injusto, no remarcar jubiloso, que en el exterior, sí he sido reconocido y amado por casi toda Latinoamérica, a donde he sido generosamente invitado por mi labor promocional y editorial. Cuenta de ello, están las traducciones de mi poesía al inglés, francés, portugués y rumano.

 

Y entonces aparece la pregunta del millón: cómo así es conocido Pepe Vargas? Respondo: Por la milagrosa presencia del internet, y por la gratitud de inmensos amigos repartidos en casi toda Latinoamérica, que hicieron eco de la filosofía de la Casa del Poeta: LA PEDAGOGÍA DE LA TERNURA.

 

El primer timbrazo raro y extraño, que me conmueve, es el homenaje internacional que me rinden en Bambamarca, Perú en el 2009 y, recientemente, un homenaje que llevaría mi nombre en el Pozuzo, organizado por la incansable poeta Beatriz Moreno.

 

Estando al borde del pozo de mi casa, el sonido de los pétalos empezó a despertarme del profundo sueño de la indiferencia. ¿Era posible que los pétalos sonaran?

Vuelvo. Obeso de egoísmos, busco a Lucho Albitres y le ruego recopilar sus comentarios y hacer una pequeña plaquette con algunos de mis textos. Lucho aceptó jubiloso y aquí ya lo tienen entre sus manos, con un raro título sugerido por mí: VADEMECUM BREVIS.

 

 

 

Me explico: Vademecum, es una palabra latina que significa manual de poco volumen y fácil de consultar, que contiene nociones elementales de una ciencia, arte o técnica. Brevis, es también palabra latina, que significa, breve, pequeña, insignificante; etc, es decir, como yo.

 

El libro está estructurado en 4 partes. 1- Comentarios de Lucho Albitres tanto de poesía como en narrativa. 2- Selección de algunos poemas. 3- Selección de algunas narraciones. 4- Otros comentarios de poetas amigos, algunos ya fallecidos.

 

Confieso que Lucho Albitres jamás me pidió ni le dí nada. Ni yo tampoco, salvo algunos cuadros regalados de su factura, que adornan y alegran mi casa. Por eso mi gratitud para esta labor promocional que hace de mi humilde trabajo y, constatar en carne propia, de que la historia del loco del pozo se repite en mí, sintiendo el ruido sonoro de los pétalos en la profunda noria de mi corazón, que espero se repita en el de mis hijos y demás amigos entrañables. Insistan: ¡los pétalos suenan. Salud!

 -----------------------------------------

Fuente: luchoalbitres-blogspot

Cajamarca, 14 de marzo de 2020.

Inicio


Presentación     Comentarios literarios