LA EDAD DE ORO, LA TERCERA EDAD O LA EDAD DE “COBRE”

Presentación    Comentarios y Reflexiones

Por: G. Guillermo Silva R.

En el Perú, según el INEI, la población adulta mayor (60 y más años de edad) asciende al 10% de la población. De este total, 53% son mujeres y 47% son hombres. Esto significa que, las mujeres viven más años que los hombres, en la medida que avanza la edad. Por grupos de edad, el 33% tienen 80 y más años, 25% de 75 a 79 años, 18% de 70 a 74 años, 13% de 65 a 69 años y 11% de 60 a 64 años.

Esto nos demuestra que la esperanza (promedio) de vida en nuestro país ha tenido un aumento, pero la cuestión principal es de saber cuál es la situación real de este segmento de la población. Diferente será los adultos mayores que viven en la zona urbana y en la zona rural, así mismo, los que viven en ciudades de la costa y en ciudades de la sierra. Los que tuvieron un trabajo formal y los que tuvieron un trabajo informal, es decir, en que se ocupaban cuando estaban comprendidos en la población económicamente activa.

Una cosa es cierta, para todos en general, cuando el cuerpo empieza a arrugarse, la memoria se debilita, los huesos se vuelven más frágiles y los sentidos empiezan a fallar, sobre todo la vista y el oído, estamos en la edad de oro. Entonces, es cuando hay que ser más cuidadosos con la dieta alimentaria y que no se debe dejar de estar activos. Por esto, se debe estar complacido de haber podido enseñar lo que se aprendió, a otras personas de cualesquier edad, con cariño y humildad. Una de las tantas formas de estar en actividad, seria de hacerse voluntario, para mejorar la educación de nuestro país, la cual es deplorable. Así mismo, es la época perfecta para el arrepentimiento de los errores cometidos en el pasado.

Me parece que, las personas de la edad de oro en su mayoría, tienen generalmente una necesidad económica, ya que las remuneraciones por el trabajo realizado no compensan con los precios del mercado, por el costo de vida. Como consecuencia, no han podido ahorrar lo suficiente, ni acumular riqueza. Las pensiones o jubilaciones, no están en proporción para tener una calidad de vida sana y mejor. Es lo que falta en nuestro país, la visión, ver el futuro, no solamente contentarse con festejar por cualesquier ocasión y no saber administrar el tiempo, ya que este no regresa.

Llame como se le llame, edad de oro, tercera edad, bella edad, adulto mayor, cuarta edad, su condición a la que llegamos todos no guarda esperanza alguna de verdadera felicidad, están en el abandono. Tal vez sería mejor que se le denomine, para ser más sinceros, edad de “cobre”, por no decir de pobre.

Guillermo Silva

10/04/2017

Inicio


Presentación    Comentarios y Reflexiones