El oculista: cuesta un ojo de la cara

 

Presentación   Artículos de opinión

Por: G. Guillermo Silva R.

El ser humano posee 5 sentidos, a saber: vista, oído, gusto, olfato y tacto. Uno de los más importantes es el sentido de la vista, porque gracias a él, nos permite conocer y aprender de todo lo que nos rodea y nos da la información de la forma, el color, la distancia, el movimiento, entre otros, de los objetos o cosas, gracias a la acción de la luz. El órgano que hace posible todo esto es el ojo, el cual o los cuales ameritan bastante cuidado y protección.

Con el avance tecnológico, sobre todo informático, la visión está concentrada en una pantalla del celular en lo personal y en una pantalla de una computadora en lo laboral. Esto quiere decir que, nuestra visión está expuesta a una luz artificial extra que definitivamente va afectar al sentido de la vista. Entonces, se ira degradando con más rapidez y que traerá como consecuencia la visita a un  especialista de los ojos, denominado oculista.

En principio, buscamos el lugar donde pasar el examen respectivo, el cual a veces toma algunas semanas para encontrar la cita con el oculista. Una vez hecha, llega el día y la hora. Te apertura el expediente y esto cuesta 75 soles. Te hacen una pregunta adicional, quiere la foto de la retina, cuesta 20 soles. Luego pasas al primer ambiente técnico, para tomarte la presión de los ojos, también 2 aparatos más que no sabes a que sirven. Enseguida, pasas al consultorio del oculista, el cual te hace leer letras y números, de diversos tamaños. Él igualmente reviene a preguntarte sobre la foto de la retina. Una vez terminado el examen, otra persona te informa que los lentes costaran 358 soles. Si deseas que lo protejan contra las raspaduras te costara 40 soles más. Después, te invitan a escoger la montura de tus lentes y que está en especial, por un costo promedio de 250 soles. Para consolarte te arremeten, el estuche es cortesía de la Clínica. Es decir, sales con una factura de cerca de 700 soles. Si tienes seguro, te cubrirá el 80% del costo total, pero si no lo tienes, tendrás que pagarlos calladito nomas.

Cuando salí de la Clínica, con los ojos bien adoloridos por este bendito examen, recordé una  frase: “te costara un ojo de la cara”. Esto es la visita al oculista, cuesta un ojo de la cara. Entonces, para evitarlos, es preciso vitaminas para la vista, comiendo bastante zanahoria, brócoli, espinacas, mangos, entre algunos alimentos, que es bueno para la vista y chatear menos con las amistades.

Guillermo Silva

23/02/2017

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión