Sembremos un árbol

 

Presentación    Comentarios y Reflexiones

 

Por: Guillermo Silva

Estando en el autobús, viajando de la casa al trabajo, subieron una madre con su niña, las cuales se sentaron frente a mí. Conversaban sobre los árboles, tema que me suscito interés por lo importante que es en la actualidad, sobre todo en las zonas mineras. Rápidamente paso por mi mente las provincias de Celendín, Hualgayoc, Cajabamba,… así como también el centro y sur del país.

Esta joven madre, parecía una buena educadora, le daba a su hija las pautas a preservar el medio ambiente y le explicaba que los árboles son necesarios para recoger, almacenar y filtrar el agua; que son esenciales para el hábitat y más que nada aseguran la calidad del agua. Seguía en su charla amena y elocuente que se necesita una planificación cuando se vive en una zona urbana, donde se tiene que considerar el tamaño, tronco, raíces y ramas de los árboles, es decir, un espacio adecuado y que se adapte a las condiciones del clima y del terreno.

Continuaba con su cátedra que los arboles nos proveen de oxígeno, de flores, frutos, de sombra y hasta sirven a los pájaros para hacer sus nidos. Adicionaba que todos nos beneficiamos cada vez que plantamos un árbol, por eso tenemos que fomentar una cultura basada en el respeto y convivencia con el medio ambiente. Entonces, la niña le pregunta que si vivieran en la zona rural que arboles sembraría. Ella le responde sin vacilar que trataría de sembrar el roble, el cedro y el pino, pero que toman su tiempo en crecer, además que están en vías de extinción.

Cuando volamos de Lima a Cajamarca, ya para llegar a la Ciudad del Cumbe, vemos muchísimos cerros áridos, sin ninguna vegetación, que da lástima ver ese panorama, como si nos estuviéramos acercando a una ciudad fantasma, sin vida. El ingeniero Saúl Padilla, hizo una investigación en la Universidad de Louvain-la-Neuve, en Bélgica sobre los pinos y hongos comestibles, que me parece que solo la cooperativa de Porcón ha sabido utilizar. Todos esos cerros hay que sembrarlos. Si o Sí.

Para terminar con el relato de la madre y su hija, ésta le dice te voy a leer un poema dedicado al árbol, del cual solo pude anotar el ultimo cuarteto: Nosotros somos conscientes/ al planeta vamos a cuidar/ por eso en este momento/ un árbol vamos a plantar.

Amigas y amigos, sembremos un árbol, por favor. No esperemos el 21 de marzo (Día Mundial del Árbol) para solamente festejar y no actuar con responsabilidad social.

Guillermo Silva

03/10/2016

---------------------------

N.R.: Efectivamente los versos anotados por Guillermo corresponden al último cuarteto del poema “Planta un árbol” de Arjona Delia, escritora, poeta y artista plástica de nacionalidad argentina.

Inicio


Presentación    Comentarios y Reflexiones