Las (los) mototaxis

 

Presentación   Artículos de opinión

 

Por: Gamaniel Guillermo SILVA RODRIGUEZ

 

El transporte de personas en una motocicleta de tres ruedas, a cambio de dinero, es lo que denominamos mototaxi.

Foto: Isabelle Fonteneau

 

Este servicio se utiliza en muchos paises, en muy pocos de Europa, en algunos en Asia y Africa, y en varios de America Latina. Se ha incrementado el porcentaje, porque hay un gran número de desempleados y con este medio, hay la posibilidad de obtener un ingreso económico para el sustento personal y familiar.

 

En nuestro pais, se utilizaron en primera instancia en la selva peruana, en Iquitos y se han extendido en las tres regiones por su adaptabilidad a las diferentes clases de geografia. Se han incorporado al transporte público y son un instrumento de trabajo, que han originado una sobreoferta porque no hay planificación, ni control en la cantidad ni en la calidad del servicio.

 

El panorama actual de las mototaxis se manifiesta con una informalidad exagerada, alto riesgo de accidentes, por su falta de mantenimiento están empeorando las condiciones ambientales y el transito vehicular, sobre todo en las ciudades capitales de los departamentos o provincias. En nuestra región de Cajamarca, es el medio más utilizado. La mayoría de la población urbana ya no quiere caminar, toman su mototaxi, para asi seguir hablando en el celular o “chateando”.

 

En el libre mercado encontramos, varios tipos y marcas de mototaxis: Bajaj, Tvs, Cuso, Cadena, Wanxin, Honda, Lifan, Piaggio, Sakimoto, etc. Los precios oscilan entre 6 mil y 11 mil soles, según el modelo, marca y el tipo de combustible. Los choferes necesitan una licencia de conducir, el SOAT (Seguro obligatorio de accidentes de transito) y estar inscrito en alguna asociación de mototaxis.

 

Parece que en algunas ciudades de la costa, a veces las mototaxis utilizan las veredas en las transitadas avenidas, sin que los inspectores de tránsito les llamen la atención o intervengan. En otras ciudades, especialmente de la sierra, van con música y un alto volumen que parecen “discotecas rodantes” sin importar, ni respetar a las personas que se trasladan a pie, o cuando están cerca de un hospital o clínica.

 

Los conductores de mototaxis no tienen porque exceder los límites de velocidad, porque ponen en riesgo la integridad física de sus pasajeros y la suya propia. No pueden protagonizar competencia de velocidad por las calles, para esto tienen otros lugares, por ejemplo, en Cajabamba la pampa Grande. Tampoco pueden trasladar un número de pasajeros mayor a la capacidad de su mototaxi, así como también usar lunas polarizadas sin previa autorización, entre otros. Como diría Sofocleto, un “peligro social”: el maremoto, el terremoto y la mototaxi.

 

Guillermo Silva

24/04/2016

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión