LA SELECCIÓN PERUANA EN LAS ELIMINATORIAS RUSIA 2018

 

Presentación   Artículos de opinión

Por: Guillermo Silva

Todas las personas nos interesamos por el deporte, lo practicamos o lo admiramos de una u otra forma. Y es el fútbol el que ocupa el primer lugar en el planeta, incluyendo al Perú. Cuando hay un partido de la selección peruana, nos reunimos, como cuando nos falta la luz eléctrica, en los hogares, en los bares, restaurantes, etc. se conversa y se hacen comentarios, pronósticos, en lo que puede suceder, pensamos y queremos el triunfo, porque es una competencia. A veces, la realidad es otra al ver los resultados, lo que causa tristeza para algunos y alegría para muchos.

Actualmente, lo vivimos antes de las próximas Elecciones 2016, todos unísonos que va a jugar la selección, con una propaganda mediática que contagia y que la tienes que seguir, porque de por medio esta el comercio, las ventas, incluso en los que viven en la capital en la reventa de las entradas al Estadio Nacional, precios que a veces lo triplican. El día del partido de fútbol, todas las otras actividades se paralizan, queremos que la selección gane. En las reuniones circulan “las chelas”, “las negritas”, “Cuba libre”, el pisco de Ica, en la mayoría de lugares, pero, los de etiqueta negra o roja no están al alcance en los pobladores de la Sierra, por el momento solo quedan a los costeños.

Hace ya mucho tiempo que estamos esperando a un equipo que sea sólido, técnico, que jueguen en “yunta”, que “suden la camiseta”. No vemos resultados y no dan la algarabía que pensamos los peruanos del país como del los que se encuentran en el exterior. Este Jueves Santo, le toco jugar a nuestra selección contra la selección “vino tinto” (Venezuela), termina el primer tiempo y la desolación así como la incertidumbre ronda a nosotros “los incas” en todos los lugares que estamos frente al televisor. La diferencia se acrecienta, pero un gol de Perú nos alienta que no perdamos “en casa”. Ayer, nuevamente contra la selección uruguaya nos dejo otro sin sabor, y solo perdimos por la mínima diferencia, es decir, 1 a 0. Lo que cuenta es la técnica, la dirección, la estrategia que da el entrenador y sobre todo la voluntad de trabajar en equipo. El resultado, un empate de último minuto, el cual no refleja la verdad en el campo. Nos falta, sin duda alguna la vergüenza deportiva y me parece que no me equivoco. Y que no comenten que los últimos serán los primeros. Eso es todo.

Guillermo Silva

30/03/2016

Selección peruana que jugó contra su similar de Venezuela

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión