CANTARES DE MUJER

 

Ir a Presentación    Ir a Cantares de Mujer

 

QUE AÑO ESPERAMOS LOS CAJAMARQUINOS?

 

El año que comienza desprende sus aromas, pañuelos amarillos al viento, copa repleta de buenísimos deseos, sueños de un tiempo mejor, canciones de amistad y de amor por todas partes, queriendo acallar esta duda que carcome las deshilachadas esperanzas de que para los cajamarquinos sin recursos económicos, sin seguro social, sin tarjetas de crédito, sin educación y menos buena atención de la salud en el MINSA o ESSALUD, sin casa o depa, sin trabajo seguro,  es decir,   que para los olvidados de los Gobiernos de turno, sea un buen año, este que acaba de comenzar entre cohetes y bombardas de colores.

            La nuevas y viejas autoridades qué pensarán realmente hacer?  Pensarán en las mayorías populares y campesinas, en los niños, las mujeres, las familias excluidas hasta el año pasado, de bienes y fortuna?  Sentirán, a lo mejor,  que la educación es la columna vertebral del desarrollo humano, sustentable y,  por lo tanto hay que invertir en ella como  en la niña de los ojos y el alma de la vida?  ¡Qué será pue! como dicen en el pueblo.

            Sólo quisiera suplicarles, como madre de familia y abuela que soy.  Sientan el clamor de las comunidades,  barrios,  pobladores de los distintos pisos ecológicos de nuestra tierra. Quienes invierten diariamente, lo poco que ganan,  en pagar impuestos, arbitrios, renta, alquiler, servicios básicos, educación y salud para que este pueblo tenga los recursos que deberían responder al esfuerzo que hacemos los contribuyentes, por alcanzar el ejercicio de nuestros derechos humanos, sociales, políticos,  económicos, medio ambientales  y culturales.  Cómo nunca,  aparecen leyes, entidades, promotores, programas, etc. que dicen promover estos derechos.  Más,  por lo general se quedan en el principio… Su egoísta corazón y sus bolsillos ávidos de dinero hablan con más fuerza, que cualquier buena voluntad por trabajar para que el ejercicio de todos estos derechos sea una realidad y no un saludo a  la bandera de Cajamarca, de la región y del país.

            Autoridades electas, desarrollen, siquiera, sus promesas de campaña y abran los espacios necesarios para la participación, la trasparencia, la honradez, la inteligencia, la creatividad, la organización comunitaria, tratando de hacer de este trozo de país,  ejemplo de lucha cotidiana, consecuente , eficaz en  disminuir la injusticia, la violencia, la corrupción, los males endémicos de las sociedades civilizadas y modernas.  Así sea.

 

Inicio


Ir a Presentación      Ir a Cantares de Mujer