¿QUO VADIS CAJAMARCA?

 

Ir a Presentación   Artículos de opinión

 

Por: Iván Salas Rodríguez (*)

“El futuro se puede cambiar. Sin embargo, no podemos

 cambiar las cosas si mínimamente no empezamos a entenderlas”

           Noam Chomsy en el libro: “Cómo funciona el mundo. Conversaciones con David Barsamian

 

La anomia y el desmadre en nuestra querida Cajamarca crece a paso de gigante, ya casi nada funciona, por el contrario, se impone la ineptitud, indicios de corrupción y carencia de obras de envergadura en el gobierno regional y municipal. Universidades al margen de los grandes retos, canibalismo político acelerado, carencia de debates alternativos que contribuyan a tener como mínimo un norte, una agenda para los próximos años. Insultos, gritos desaforados, palo  y piedra lanzada de un lado al otro;  noto con preocupación que cada día es más difícil discutir ideas.

Paciente y disciplinadamente, Cajamarca parece avanzar pasivamente a convertirse en una aldea minera rodeada de ineficiencia, desempleo, canibalismo y corrupción. Recorriendo la ciudad se nota: calles y veredas destrozadas, montículos de basura por todo lado, carencia de mercados modernos que reubiquen a gente que se gana dignamente el pan de cada día, en condiciones de mayor higiene y comodidad para todos; el caos en el trasporte, la inseguridad ciudadana, etc, etc.

El Informe anual del instituto Nacional de Estadística e Informática nos ubica en la primera región en pobreza monetaria. Segundos en desnutrición crónica, primeros en alcoholismo, cuartos en el mapa de conflictos socioambientales reportados mensualmente por la Defensoría del Pueblo, agro abandonado con el agravante de la desertificación antrópica (tierras sin bosques y pastos naturales, con diversidad biótica y productividad acabadas), en Cajamarca la desertificación severa llega a 57.  Si esta tendencia crece, ¿dónde diablos cultivarán los agricultores?

A pesar que desde 1986, Cajamarca fue declarada por la Organización de Estados Americanos (OEA), “Patrimonio Histórico y Cultural de las Américas”, el turismo sigue en pañales, descuidado y en manos de la iniciativa de los promotores turísticos privados que aleteando hacen lo que pueden. La salud pública sin mejoras (hace poco leía en la prensa local que en la provincia de Chota se incineraron nada menos que ¡2 toneladas de medicamentos!)

En Educación no podemos hablar mucho, sigue la crisis (el país ocupa el último lugar en la conocida prueba (PISA), además de los severos problemas de bulling y el peligro creciente de conductas riesgosas para nuestra juventud (alcoholismo drogas, pandillaje). Las UGEL entrampadas en líos internos y denuncias permanentes de corrupción.

Sigue sin discutirse las alternativas para una nueva política minera que terminen con el abuso, contaminación y maltrato a la población. Los Frentes de Defensa enfrentados y divididos, peleando por su protagonismo electoral; ¿y los funcionarios mineros? felices en su balcón tomando whisky, más torpes que nunca y riendo a morir, al ver a un pueblo dividido, sin rumbo, entrampado en los dimes y diretes más fulminantes.  En fin…

CENTRUM (el Centro de Negocios de la Universidad Católica), publicó un texto de imprescindible consulta: “Índice de competitividad regional del Perú” (2011). Estamos en los últimos lugares, el estudio considera cinco pilares:

1.- Economía. Mide el tamaño de la economía regional, crecimiento, diversificación productiva. Cajamarca ocupa el puesto 20.

2.- Empresas. Mide la productividad así como las capacidades de gestión. Cajamarca ocupa el puesto 21.

3.- Gobierno. Mide los recursos disponibles, calidad del gasto y sistema de seguridad y justicia. Cajamarca ocupa el puesto 25.

4.- Infraestructura. Mide generación de energía, red vial, transporte, infraestructura para el turismo y red de comunicaciones. Cajamarca ocupa el puesto 19.

5.-  Personas. Mide la competitividad de la educación escolar y superior, y los logros educativos, además de la formación laboral y acceso a servicios de salud. Cajamarca ocupa el puesto 25.

En este contexto de crisis, las próximas elecciones municipales y regionales serán decisivas, en insisto en la labor titánica que deberá realizar el periodismo de investigación, metiéndose por las rendijas para indagar la trayectoria de candidatos (as), su formación profesional, equipos de trabajo, sus propuestas técnicas, etc., etc. Así, la población podrá tener un voto más informado, ya es hora de detener a delincuentes disfrazados de políticos (as) que sólo buscan robar y robar, robar y robar.

Como diría Sancho en “El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha”: “Mire que digo que mire bien lo que hace, no sea el diablo que le engañe”. Estamos advertidos, después no se quejen.

----------------------------

(*) Sicólogo, columnista periodístico, director periodístico de la revista Dignidad Regional, Cajamarca (Perú). Columnista de Argenpress, Adital (Brasil), Attac Madrid.

 

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión