Para lograr un BONO

 

Ir a Presentación   Artículos de opinión

Por César Alfaro

cesaralfarovargas@hotmail.com

Recuerdo  mi reciente viaje a Vilcabamba en Loja – Ecuador, y allí visitar el Instituto Nacional de Investigaciones Gerontológicas INIGER cuyas funciones se contemplan en el Estatuto Orgánico del Ministerio de Inclusión Económica y Social MIES del hermano país del norte.  El INIGER es el órgano ejecutor de las acciones de investigación y capacitación relativas al “envejecimiento”.

Desde un ambiente de extraordinaria infraestructura fisca, el estado ecuatoriano promueve Líneas Estratégicas en Investigación, Capacitación y Gestión Deslocalizada, pues entre otras responsabilidades, dicha entidad tiene la de realizar investigaciones  sobre evolución de tecnologías gerontológicas.

Su misión es muy clara: Generar investigación e incentivar a la producción y desarrollo del conocimiento relacionado con el proceso de envejecimiento para contar con  insumos de política pública para el buen vivir del ser humano en esta etapa  de su vida.

Muy motivado por ello, me propuse recopilar datos al respecto y sólo lo pude encontrar con la ayuda de Juanita More, quien me proporcionó el Programa Regional de Población de Cajamarca 2012 – 2016. Allí se resalta el concepto “Bono Demográfico que es la baja proporción de dependencia total (alrededor del 75 % )  que se presenta entre el 2010 y  se proyectará hasta el año 2045”.

En general (dice el documento)”…se considera positiva para una sociedad que la dependencia demográfica sea baja, pues ello significa que hay proporcionalmente menos personas que constituyen una “carga” que debe de ser solventada por la población en edad económicamente activa PEA.

Pero, hay que aprovechar este “bono” para tener recursos y así sostener a la población adulta mayor, siempre y cuando la PEA  tenga un empleo formal. Pero esto no ocurre en Cajamarca y sólo uno de cada tres adultos mayores tendría un beneficio por vejez, porque además recordemos que en nuestra región  el 31%  de dicha PEA no está afiliada a un sistema de seguro de salud.

El “Bono Demográfico” representa pues, una oportunidad de prepararse para el futuro, ya que el resultado de esas inversiones son  fundamentalmente para lograr el ahorro  y los saldos productivos necesarios para hacer frente al aumento exponencial de costos que acompañarán el envejecimiento ineludible de la sociedad.

Pongo término a esta columna por el momento, con el afán de volver a ella profundizando para conocimiento de la gente de mi generación y de todas, más temprano que tarde. Y además motivando a las autoridades respectivas para que nos expliquen sobre los muy diversos indicadores que muestran el panorama que limita u obstaculiza  el aprovechamiento del mencionado “Bono Demográfico”.

Reconozcamos que el Ecuador nos adelantó con su INIGER que dirige la organización de eventos de carácter científico, para la promoción de la investigación gerontológica. Además que promueve, asesora y desarrolla actividades de carácter científico, investigativa y de capacitación en materia geronto- geriátrica.

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión