“Esta en una reunión”

 

Ir a Presentación   Artículos de opinión

Por: G. Guillermo Silva R.

Antes escuchábamos decir, que “todo tiempo pasado fue mejor” y parece que así ha quedado la situación en muchos pueblos de la Sierra del Perú. Aferrarse al pasado o pretérito y cerrar la vista ante la realidad cambiante de nuestra época es renunciar a la vida misma. Si tenemos los ojos en el frente es para mirar hacia adelante y no hacia atrás.

Llámese costumbre u otra cosa, nada estimula al estancamiento, atraso de los pueblos que elevar el pasado a la categoría perpetua. Es importante solamente, porque vivimos en un mundo de vertiginosa evolución. Esto es el conservadorismo y conservadores los que dirigen, los cuales tienen el arte de mantener atrasados a los pueblos. Las personas debemos pertenecer a la época actual en que vivimos, así de simple.

Sucede muy a menudo con los “funcionarios”, “autoridades”, “dirigentes”, “abogadillos” que haciendo un calor bárbaro, en este tiempo del cambio climático, ambulan por las calles con saco y corbata, en función del “qué dirán”. Evolucionaremos cuando salgamos a las calles como nos manda el termómetro, es decir la temperatura y libres de tonterías y sub-desarrollo mental.

Entramos en una oficina del gobierno local, una pantalla plana de televisión entretiene a los dos de los tres funcionarios que la ocupan. Pregunté por el gerente y nos responde: “esta en una reunión”. Bueno, ¿A qué hora podría hablar con él? La respuesta: La reunión dura todo el día… Luego, llamo a “una autoridad” para quejarme y me contestaron que estaba en “una reunión”. Parece que, los funcionarios viven solo en reuniones!

Posteriormente, me encontré con mi sobrina Amanda, quién me comentó que había salido de su trabajo a las 7 y media de la noche, excusándose de continuar en una reunión profesional por encontrarse afiebrada y regresaba a su casa para acostarse temprano. ¡Otra reunión!

Entonces, pensé que si las autoridades y funcionarios hicieran sus reuniones reflexionando en hacer caminar al pueblo con pasos de gigante en cuanto a modernización se refiere, cambiaría nuestra situación. También, que tuvieran una visión en lo tocante al futuro como ciudad y que entre dentro del proceso de crecimiento y desarrollo en nuestra región respectiva. Que se conciba, planifique y ejecute obras de envergadura como prueba de trabajo desinteresado y de talento puesto al servicio de la comunidad. Por ejemplo, en mi ciudad natal, Cajabamba, sería de primer orden.

Para terminar, yo también me voy a una reunión, pero con mi esposa Isa, ya que es la hora de cenar. No la llamo porque me contestará: ¡Apúrate pues!

G. Guillermo Silva R.

18/05/2014

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión