El Impacto de la  GUERRA de IMÁGENES

 

Ir a Presentación   Artículos de opinión

 

Por   César Alfaro

cesaralfarovargas@hotmail.com

Los conflictos de hoy, ya no se resuelven a golpes, palos, piedras; o apuñalando al personaje de la contraparte.  La fuerza de la mano que dispara  la pedrada o la  bala con una pistola, ha sido reemplazada por aquella que trasporta el dardo mediático a través de imágenes ambientales.

Cuando uno lee “AGUA  Procesos Sociales, Desarrollo y Guerra Mediática en Cajamarca” escrito por José Pérez Mundaca en la actualidad Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la  UNC ( por cuarta  vez), entiende con claridad que se trata de una forma metafórica de expresar el conflicto por la actividad minera que se presenta en esta parte del país.

Dice el investigador, que la “bala ambiental” tiene un doble sentido. Es decir “son ambientalistas” los que producen y son “ambientalistas” los que consumen. O sea: son ambientalistas los que disparan la bala y son ambientalistas los blancos de esa bala.. Y el “fusil” a través del cual se disparan “esas  balas” son los medios de comunicación que ha controlado y sigue teniendo en su poder  la minera. Sobre todo la empresa Yanacocha.

Dos han sido  los puntos fundamentales de esta guerra de imágenes. El primero es el tema desarrollo y el segundo, el tema agua. Para Yanacocha, la minería  es la fuerza que apalanca el desarrollo local y regional. Para los ecologistas esta fuerza es demasiado débil o inconsistente que no compensa los efectos negativas que genera.

“La guerra de imágenes (explica el  Prof. Pérez M.), tiene en los medios de comunicación, el vehículo que trasporta las municiones que mutuamente se disparan los actores centrales del conflicto ambiental que vivió Cajamarca y que, signa el rasgo principal de la realidad social de esta jurisdicción.

En esta guerra, han intervenido connotadas figuras cajamarquinas otrora autoridades regionales, municipales (de dos gestiones anteriores), y representantes de organizaciones de base (la federación de rondas campesinas de Segunda Castrejón por ejemplo ya fallecida). O también personajes muy reconocidos ya fallecidos igualmente  (a don   Pablito y a don Emilio nos referimos), lideres político L. Guerrero FIR. Dieron un giro de 180 grados. Y la empresa los atrapó o los aniquiló? ( (todos sabemos este  asunto). E incluso llegaron a controlar la cultura en nuestro pueblo (a través del INC).

Y cuidado, (esto es agregado nuestro siempre metafóricamente hablando o escribiendo). al actualizar aquello de balas, éstas ya se hayan convertido en bombas.

Es que en el mencionado conflicto de imágenes, se ha hecho referencia al tema general Yanacocha  e incluso al Quilish. NO a CONGA en donde por cierto habrán explotado armas atómicas, teledirigidos y/o gases letales.; que de hecho han causado ya cinco víctimas (los mismas  que ahora esperan la justicia divina no terrena).  

Un detalle dejado ex profesamente para el final y que el autor define como un privilegio, es lo relativo a la metodología empleada para llevar a cabo su trabajo. Se trata de la manera sui generis  en el trabajo de “campo”  

Este, ha estado constituido por la captura de información (de una relación de medios masivos bastante extensa creados para este fin), en su propio hogar. Varios años frente al televisor o a la computadora, al lado de una radio o a través de la lectura de prensa escrita. O sea un “trabajo de campo hecho en el seno de su propio domicilio”

 

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión