ORIGINALIDAD POPULAR

 

Ir a Presentación   Artículos de opinión

Por: Jorge Horna.

Cajamarca, 28 de setiembre de 2013.

Jorge Horna Chávez.El año 2012, Celendín fue escenario de un movimiento social nunca antes visto en la historia local; miles de pobladores del campo (pequeños agricultores y ganaderos, pastores, productores artesanales, amas de casa) protagonizaron acciones directas en la ciudad y las zonas rurales para oponerse a la destrucción de su hábitat natural. Ante este sentimiento legítimo  también en la ciudad se fue gestando una  actitud de amplio apoyo solidario.

Y no se puede negar el trabajo dirigente de jóvenes ciudadanos que asumieron el compromiso de conducir la lucha. Las Rondas Campesinas son el núcleo esencial de esta movilización  ante la porfía irracional de una empresa minera (Newmont ) con el aval del gobierno, empecinados en demoler el territorio y las fuentes naturales de agua de Conga de Huasmín.

Son conocidas las tropelías y abusos cometidos por miembros de la policía y el ejército, enviados para contener el avance de la población organizada, en Celendín y otras zonas de Cajamarca. Cinco campesinos  ofrendaron su vida por la defensa del Agua.

En aquellas circunstancias la provincia de Celendín cumplía 150 años de creación política. ¿Cómo celebrar el aniversario cuando  el dolor y la indignación estaban aún latentes?

Sensible como es el alma popular y al margen de toda institución estatal, el 29 de setiembre del 2012, víspera del aniversario, la población optó mantenerse despierta hasta la medianoche en la plaza principal para rendir tributo a los Mártires del Agua; allí se expresaron varios mensajes de protesta, uno de los invitados fue el poeta Jorge Wilson Izquierdo que  leyó una alentadora disertación.

Al día siguiente, una ecológica banderola verde de más de doscientos metros de longitud fue llevada por hombres y mujeres por las calles de la ciudad, ondeó en los aún aires limpios de Celendín. Así se celebró, con creatividad y organizada movilización, el sesquicentenario. Actos simples, modestos,  que encierran un  simbolismo y trascendencia histórica para Celendín.

Seguramente este año 2013 con fuegos artificiales y bailarinas farandulera, la municipalidad inunde de cerveza la plaza principal; derroche de  dineros colectivos para celebrar aniversarios de modo banal y frívolo.

A continuación extractos del discurso de Jorge Wilson Izquierdo:

“Las reivindicaciones sociales se glorificaron en medio del oprobio, del humo represivo, prisiones, destierro y vigilias como la de ahora, en una danza macabra con la muerte. Pero, Celendín, mantuvo la frente en alto pese a todo y, como se dice, siempre más grande que sus problemas. Y surgieron las rondas campesinas, los frentes de defensa, porque si la justicia no llega, de algún lado hay que arrancarla.

Este  sesquicentenario, tan lleno de cívica emoción, nos remece en una coyuntura gratuita y lamentable que, en siglos, jamás soñamos afrontar. Y todos en un solo haz de voluntades, ver que está en juego el futuro de miles de familias. Conforme hemos demostrado pacifismo y respeto, hoy estamos demostrando  varonía y no por culpa de nosotros.

Líderes denodados, pese a cuánto se les achaca, están identificados con la sobrevivencia humana. Son una nueva hornada, digna de nuestro voto de confianza. No entendemos por qué no se convoca a la licencia social para acabar con esta travesía de angustia, sangre y vida con temor. O por qué no se repotencia la agricultura, la ganadería, la pesca fluvial, la reforestación y el turismo, verdaderos dechados de horizontes como fuentes de trabajo y desarrollo, sin desangrar a la madre Tierra ni amputando la continuidad de las especies vivas sin misericordia. Por ello el mundo entero nos respalda, porque ya sufre en carne viva tocar la desgracia su destino, mientras otros se tapan los ojos ante las fantasmales consecuencias”.

Para terminar, comparto con todos los pueblos en lucha por esta justa causa, un modesto poema: “Ultraherida”.

 

Ultraherida

 

¿Cómo no preservar hermanos

el tributo ancestral de los cielos

alma de nubes y de arcoíris

de fauna y pupilas moribundas

que pugnan todavía no morir!

 

¡agua santa de gracia y creación

alfa de misterio omega de hermandad!

no nos hagas falta nunca

desde esas filtraciones prodigiosas

que consagra la ley del universo...

 

¿danos de beber madre Tierra!

¡danos de ver atmósfera celeste!

¡danos de beber samaritana joven

a muchos nuevos seres y madres en espera!

 

Luchemos por los que no luchan

y tuercen la verdad de nuestra causa

o no comprenden que el agua

al mundo ya le está faltando lentamente

o no piensan que sus últimos instantes

no tendrán una gota en su postrera sed

por no defenderla todavía hoy a tiempo...

 

Y Señor hasta el tiempo sin tiempo:

¡que nadie nos dé nada. Pero

no nos quiten lo que hasta hoy tenemos!

luchar por nuestros descendientes

y jamás nos roa la conciencia

que por ellos no hicimos nada. Y ellos sí

hubieran luchado por nosotros!

 

                                                                                           ***

Redacción y archivos:

Jorge Horna

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión