TAREA   UNIVERSITARIA

 

Presentación   Artículos de opinión

 

Escribe  César Alfaro V

 

El  CONCYTEC firmó con nuestra UNC, un ACUERDO para  promover y fortalecer la investigación científica; así como para  “formar doctores” en el campo de las ciencias veterinarias que contribuyan al desarrollo de la ganadería de la región y del país.

 Era fines del 2 010 y según la antigua Asamblea Nacional de Rectores ANR,  teníamos deficiencia de 15 mil profesionales especialistas en investigación, y en ciencias básicas. El Consejo Nacional de Funcionamiento  de Universidades CONAFU, equivocándose, había privilegiado áreas y grupos humanos  no prioritarios ni urgentes, sólo por abarrotar planillas y exagerar construcción de elefantes blancos (favoreciendo cuando no, a sus  amigotes y familiares).

No tenemos datos al respecto pues en parte de estos últimos diez años, se comenzó a trabajar la nueva ley, la SUNEDU la Acreditación, los licenciamientos; que han estado en la agenda política y que han sido objeto de largos debates en la presentación del nuevo gabinete Martos.  

Entendamos que la SUNEDU no  ha  vendo a salvar al CONAFU. Definitivamente quedan resquicios de corrupción como en todo organismo del conglomerado social, sacando a la luz el refranero popular: “este es un mal de todos, y un consuelo de tontos”.

Y es que habría que pensar que “licenciamiento” no es sólo  magísteres, doctores y Phs. Tampoco enormes estructuras de cemento, ni bibliotecas disque muy especializadas (que por el internet) ya no son visitadas. Es sobre todo, proyección; y lo es más, creo, investigación (su verdadera razón de existir).

 Narro como una prueba al canto (tan sencilla como modesta) mi experiencia al respecto: “Hace  algunos años, conducía un espacio cultural en la emisora de la  UNC. La tarea específica era difundir en una suerte de versión amigable, el quehacer  de dicha casa superior de estudios, y de otras de carácter privado, existentes en la zona.

El programa se llamaba “El Portal de la Investigación” y de su nombre puede desprenderse los objetivos que perseguía, brindando espacio, abordando temas, escribiendo  y difundiendo artículos, entrevistando a investigadores, produciendo y conduciendo espacios como el que he mencionado  por un lapso no menor a los quince años. No soy experto, pero tampoco neófito.

Me quedo con esta afirmación “Es fundamental  encaminarnos a la consecución de una cultura universitaria sobre la investigación, entendiendo ésta, como el conjunto de valores, patrones de conducta, procedimientos y formas que tienen vigencia…”. Es urgente  resaltar  cuestiones como: “ciencia”, “científico”, “creación de nuevos conocimientos”.

En  “Pauta Universitaria  UNC” se copiaba “La investigación científica se ha convertido en necesidad imprescindible para la solución de problemas y desarrollo sostenible de nuestra sociedad. Sin investigación no hay desarrollo, y sin políticas de investigación, ésta, resulta rutinaria, trivial e irrelevante”.  

Algo desordenado voy al  tema  “Acreditación” con las frases de mi viejo maestro y amigo César Paredes Canto. Helas aquí:

 “Considerando que la ACREDITACIÓN es un punto de partida y de llegada, me permití definirla como una demostración de que soy lo que digo que soy; hago lo que digo que hago y, tengo lo que digo que tengo.” Y si cumplías con todo lo requerido  se  te otorgaba el licenciamiento. Nada más fácil y sencillo.

 Pero surgieron los problemas pues la mayoría no eran lo que decían que eran, no hacían lo que decían que hacían, ni tampoco tenían lo que decían que tenían. Lógicamente algo de lo descrito habrá ocurrido con el licenciamiento a las filiales de las universidades: Tecnológica del Perú UTP y la Privada Peruana Alemana  UPAL que motivó  la interpelacion  a Benavides. No me digan que no ha habido corrupción (y billete,  lógico).

Ya en nuestro ámbito, reconozcamos que no se ha interiorizado el punto “…  la sociedad exige al sistema universitario, la presentación de propuestas de solución  a los problemas que afronta día a día”.  No lo han hecho, de modo cordial me dirijo a ustedes.

Revisen una vez más sus publicaciones científicas para que comprueben que muchas de ellas no corresponden a una problemática regional  ni provincial (por la ausencia de un plan); y por lo tanto (junto al sector correspondiente) no pueden ser consideradas como políticas públicas.

Varias son irrelevantes y no tienen utilidad práctica (a pesar que cumplen con el rigor requerido) En una de ellas relacionada con el mejoramiento ganadero (que es nuestro gran tema), los goyos les han hecho ver sólo algunos ladrillos y fierros, y ellos, se han tirado casi 50 millones de soles; así es que “denúncienlos” para guardar su honorabilidad.

Acérquense más al pueblo (ahora que han iniciado la educación virtual), ayuden a maestros de escuelas rurales y a niños campesinos como parte de su responsabilidad social. Sinceren sus procesos de auto evaluación teniendo en cuenta siempre que la UNC es conquista del pueblo, y  al pueblo deber regresar.

Alcáncenos por favor el conocimiento para exigir a nuestras autoridades que de una vez por todas, salgamos de la pobreza que nos agobia por décadas.  

Cajamarca, 19 de agosto de 2020.

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión