Felonías Peruanas

 

Presentación   Artículos de opinión

Escribe  César Alfaro V

De  “Atahualpa: el Inca felón” extraemos el siguiente texto “…de vez en cuando los reyes han de jugarse la vida por sus reinos. Ejemplos sobran.   Por donde se lo mire, el trato de Atahualpa con los españoles para conseguir su libertad es de felonía, desamor, egoísmo, traición. En el momento del trato de Cajamarca, el Inca sabe que el grueso del oro se conseguirá despojando santuarios cívicos y sagrados, oro que posteriormente será entregado como chafalonía gruesa al captor”. 

“En lugar de movilizar a los quechuas, y tratar de establecer alianzas estratégicas destinadas a desarticular los planes españoles, en lugar de hostigarlos, producirles alguna baja importante, el hijo del sol ordena despojar al Coricancha de sus ancestrales símbolos áureos. No es eso una gran felonía? Luego cuando Pizarro decide ajusticiarlo, la pena fue la de la hoguera. Se pasó a la religión del invasor para no ser quemado vivo. Convicto, confeso, bautizado y felón”. (Iván  Rabinovich).

Avanzamos al  virreinato con traiciones, asesinatos, robos (al fiel estilo de un reyezuelo que se rodea de una nobleza rancia y variopinta, hipócrita, experta en crear intrigas como en  todos  los imperios de la época).  Ingresamos a la república y estas características se las pasaron a los militares que se creían con todos los derechos de ser gobernantes. Y entre ellos se adjudicaban el poder y entre ellos se mataban con golpes de estado a cual más.

No puedo, no quiero, no tengo tiempo ni espacio para ocuparme de los muchos felones que aparecieron. Sería masoquista.

 Pero me acuerdo como si fuese ayer de un presidente quien,  iniciada la guerra del pacífico (1 879), recorrió el país pidiendo apoyo económico para comprar armas (pues el vecino del sur las tenia y en abundancia). Consiguió  la plata y viajo a Europa a traer armamento. Nunca más volvió. Actuó con alevosía y ventaja, bellaco titular, malvado, ladrón público de siete suelas, pérfido, canalla hasta la pared del frente.

 

 Me van a disculpar que me saltee más de un siglo, para dar cuenta de un excelente documento proporcionado por mi inteligente sobrino Jesús David, y que da cuenta de las esterilizaciones forzadas ejecutas en la época de los siniestros siameses Fujimori-Montesinos.

Se trata de “No soy tu cholo” cuyo autor es Marco Avilés: Año 2 017 (página 49 a la 52) “Si fueran blancas” es el sub título. Aquí sólo un breve texto”… Una vez el Perú fue una gran fábrica de mujeres  esterilizadas a la fuerza. Fujimori era un dictador popular y tenía un plan brillante para reducir la pobreza. Se llamaba Programa Nacional de Planificación Familiar, y sólo en 1 997, su meta era esterilizar a 150 mil mujeres. Los médicos esterilizaban a 12 mil 500 mujeres cada  mes, 17 cada hora.

Era el ritmo de un matadero industrial. Los hospitales de provincias organizaban festivales  gratuitos ·Gran campaña de ligadura de trompas” se podía leer en avisos colgados en plazas de distritos recónditos de Piura, Ayacucho y Cuzco, allí donde viven los cholos”.

“El Perú era un estado nazi, selectivamente genocida. Unas 300 mil mujeres fueron esterilizas a la fuerza, calculó el Congreso en 2 002. Es la eterna disyuntiva de los cholos: Si no vienen a Lima, no existen. En esos años nadie denunciaba esta carnicería. Los jueces estaban sobornados. Era un mundo ancho, ajeno  y sin teléfonos móviles. Como resultado de esta política el Perú iba a tener menos pobres.

No porque fuera un país mas justo o mas rico, sino porque los pobres, las cholas (no las blancas), parirían menos pobres, menos cholos. El futuro era un proyecto que se creaba en los quirófanos”. Ya para que continuar.

 Ahora algo más actual. Es una felonía pretender que aceptemos la “anormalidad” como si fuese la “nueva normalidad”; y es así como este pasajero congreso quiere que aceptemos las actuales cosas.  Quiere que veamos como común lo anormal, y que aceptemos la cuestión de prohibir la postulación de candidatos que hayan recibido en primera instancia sentencias por corrupción, lavado de activos y otros delitos graves; así como el tema de la eliminación de la inmunidad parlamentaria.

En el último pleno congresal de la legislatura, se modificaron 5 artículos de la constitución sin debate y sin que hayan ido a comisiones: quebraron el sistema democrático, rompieron el principio constitucional de balance de poderes, y desmantelaron instituciones autónomas.  

Concluyo. El ex presidente del TC Víctor García Toma, sostuvo que la reforma sobre la inmunidad  parlamentaria (aprobada recientemente), precariza el sistema de garantías. Es “un desastre” y “un arroz con mago” puesto que se confunde la inmunidad con el ante juicio político. Es “pernicioso para el país y hay que decirlo de manera rotunda.

Los padres de la patria se dejaron llevar por el ímpetu de  responderle a Vizcarra. Han tenido una respuesta “equivocada y torpe” (sentenció), propia de felones (es mío).

 Lástima que así pasemos Fiestas patrias.

Cajamarca, 29 de julio de 2020.

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión