Aeropuerto de Cajamarca

 

Ir a Presentación   Artículos de opinión

 

Dónde se encuentra el busto de bronce del Mayor Gral. FAP Armando Revoredo Iglesias

Por Consuelo Lezcano

Cumpliendo una inquietud de nuestro reconocido artista plástico, el maestro Andrés Zevallos de la Puente, así como de otros distinguidos cajamarquinos, iniciamos el año pasado las pesquisas periodísticas para conocer el paradero del busto de bronce del ilustre contumacino,  Mayor Gral. FAP Armando Revoredo Iglesias, cuyo nombre lleva el aeropuerto cajamarquino, desde hace años atrás. Lamentablemente por más esfuerzos y averiguaciones, hechas en Cajamarca y Lima, no hemos podido conocer qué se ha hecho o cuál ha sido el paradero de la citada escultura alegórica.

¿Quién fue don Armando Revoredo Iglesias?

Este ilustre cajamarquino, nació en la provincia de Contumazá, un 17 de junio de 1897, médico de profesión (UMSM y en Madrid –España). En 1925 se vincula con los pilotos del CAP; confirmando que su  verdadera pasión eran los aviones; asimilándose, con el grado de capitán, ingresa a la Escuela de Aviación Jorge Chávez. Aprendió a volar en la época del conflicto con Colombia, en 1933. El 13 de diciembre de 1935,  realiza el primer vuelo sin escalas Lima-Bogotá,  en el Travel Air, volando 2 538 Km. en 14 horas con 40 minutos. El 27 de marzo de 1937 realiza el raid Lima-Buenos Aires, utilizando un Stinson Faucett de manufactura local, en un tiempo de 13 horas 38 minutos.

Según datos encontrados, en 1939 es comisionado por el Gobierno Peruano para que compre aviones en Estados Unidos de Norte América, donde escoge los Douglas-Northrop 8A-3P y los North American N.A.50. Con los primeros organiza la escuadrilla "Los Zorros", que realizan un viaje por toda Sudamérica en abril de 1940, partiendo de Lima, con escalas en Quito, Bogotá, Caracas, Paranaribo, Belén do Pará, Fortaleza, Rio de Janeiro, Asunción, Montevideo, Buenos Aires, Santiago de Chile, La Paz y regreso a Lima, con un recorrido total de 17,900 Km.

A lo largo de su vida desempeñó diversos cargos relacionados con la aviación, tales como agregado aéreo en USA y Brasil, Director General de Aeronáutica Civil, Ministro de Aeronáutica, director de la Cía. de aviación Faucett S.A., que tuvo presencia en Cajamarca, hasta inicios de la década de los años ochenta.

Fallece en la ciudad de Lima, un 25 de junio de 1978, a la edad de 81 años.” El día de las honras fúnebres efectuadas en las Palmas, un Douglas DC-6-Bde Faucett presentó su saludo efectuando vuelos rasantes sobre el lugar, como un reconocido homenaje.

De campo de aterrizaje 

a Aeropuerto Armando Revoredo Iglesias

Inicialmente nuestro aeropuerto, fue conocido comúnmente como  Campo de aterrizaje de Shultín; para posteriormente, en mérito a la trayectoria profesional del personaje en mención, tomar su nombre: Aeropuerto Mayor General FAP. Armando Revoredo Iglesias.

Dónde está el busto

Se tiene conocimiento que en diciembre del año 2006, este aeropuerto, pasó a ser administrado por la empresa privada “Aeropuertos del Perú” (Adp); ejecutándose desde entonces trabajos de remodelación y posteriormente de ampliación, hasta contar con la infraestructura que actualmente posee.

Desde aquel entonces, el busto de bronce del Mayor Gral. FAP, que lucía  sobre un pedestal de piedra en el centro de la zona de parqueo desapareció,  sin que hasta el momento y pese a  las intensas averiguaciones hechas, tanto en  nuestra ciudad como en Lima,  ante la Gerencia General de Aeropuertos del Perú,  sin que hasta el momento se sepa de su paradero.

Como cajamarquinos, amantes de este territorio, permanentemente injuriado, por funcionario y directivos, ajenos a  nuestra tierra, nos sentimos sumamente indignados por esta afrenta, que significa la desaparición de esta escultura de reconocimiento a la labor transcendente de un ilustre cajamarquino; por lo cual exigimos, una pronta respuesta de los responsables de la administración de este aeropuerto, ya que no es posible, que en su lugar solo se muestre la hélice de un avión que supuestamente piloteó, lo cual nos llena de coraje.

Esperamos que las autoridades locales y regionales, asuman su papel, y exijan asimismo la reposición de este busto de homenaje, y que su sustracción no quede en la impunidad, como en el caso de la desaparición de las hermosas farolas de nuestra Plaza Mayor y otras piezas de valor para Cajamarca y los cajamarquinos. A este paso tendremos que exigir sea inventariado rigurosamente nuestro  patrimonio histórico - cultural, incluyendo hasta las piedras azules que a diario desaparecen de las pocas calles en que fueron recolocadas, caso plazuela de Bélen y área aledaña a esta, y, con documentos en mano, sean entregados a  cada autoridad de turno.

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión