ACORDES BAND

 Cajamarca, 25 de Enero del 2010.

A veces me pregunto, qué debemos hacer para que las personas puedan acudir a los eventos culturales, que hacer para que los niños aprendan a amar el arte, para que las familias incentiven a sus hijos a cultivar un determinado arte, como la música, poesía, danza, teatro, artes plásticas etc. Como me gustaría concientizarlos para que se interesen por el arte, no como una mera distracción sino como fuente de inspiración que nos permite aflorar los sentimientos mas nobles que tiene el hombre, y he allí la gran labor que tenemos los profesores, maestros y padres de familia de cultivar EL ARTE en nuestros niños, para ayudarles a crecer como personas integrales, cultas y sobretodo felices.

Hace poco se realizó un hermoso evento artístico -musical, evento realizado en el centro de convenciones Ollanta, lugar donde hicieron gala artística el grupo musical  “ACORDES BAND”, talentosa agrupación de jóvenes músicos, que envueltos por el entusiasmo que regocija su espíritu han logrado reunirse para deleitar el alma de los seres humanos. Son jóvenes entusiastas que pese a las dificultades, sólo solicitan  nuestro  tiempo para poder brindar su música entre acordes y armonía instrumental; regalando así talento, juventud fluida en el vuelo de un ave que deleita el espíritu con su melodioso cántico musical. Que belleza, y que suerte de los que estuvimos presentes  para deleitar  nuestras almas sensibles y soñadoras, las cuales se confundieron con la fluidez instrumental, que armoniosamente se cobijó en nuestra inspiración.

Seis músicos, un sexteto instrumental el cual hizo derroche de talento, que por gracia de Dios se impregnó en su espíritu, aflorando en cada canción, sintiéndose como una caricia de aromas de cristal. La batería dio la voz musical, parecía  que en las baquetas resonaban el sentimiento del alma, grandioso talento del joven músico Alejandro Carlo Casas, que no dudó en demostrar el gozo y amor por la música; luego estuvo presente la primera guitarra, colorida y festiva, quien no dudo en hacer un derroche de fantasía musical, como queriendo dar en un mensaje del cántico de la guitarra con las manos prodigiosas del músico Alexis Vergara (primera guitarra).

Y que decimos de la segunda guitarra que no tardó en acoplarse al deleite musical con su tan acompasada melodía, melodía que lleva en el alma el talentoso músico Samuel Fernández Chaco. Y el bajo ni que decirlo, talento que demuestra algarabía, brío, entusiasmo  con su resplandeciente guitarra que deslumbra en las manos del músico Abrahán García Ramos.

En cada pieza musical, se sentía el acompañamiento del teclado, que bajo la sublime melodía hacía gala de simpatía musical en aquellas divinas manos del talentoso tecladista Rubén Fernández Chaco; y que me iba olvidar del gran talento que afloraba en cada nota melodiosa que se impregnaba en el ambiente de una noche musical, entonaba el cálido y dorado saxofón que deslumbraba no solo por su color, sino también con la elegancia y brillantez de su armonía, música interpretada por el talentoso músico Enrique Malaver. Los seis, parecían que estaban dando una serenata a la noche, inspirados en un verso y en el cántico de una poesía, una poesía echa canción y melodía,  la cual quedará impregnada en sus corazones y aflorará en el espíritu de todos los asistentes como un regalo de matiz, de color y armonía.

Y  que acertada fue la ocasión para poder mostrar el talento de dos jóvenes promesas de la música como son: el pequeño Franco y Kevin Cabrera Oliveros, los cuales cultivan el arte de la batería. Franco, un pequeño niño pero grandioso en su actuación, pues apenas se divisaba ubicado tras la batería, notándose el gran empeño y talento musical, felicitaciones a sus familiares y profesor  por permitir que éste niño demuestre su talento musical. Y que decir del otro joven talento que gracias al empeño y dedicación de su maestro Alejandro Carlo Casas ha permitido que los sonidos melodiosos fluyan con entusiasmo por sus venas, impregnando con las baquetas diversos ritmos que iban dibujando en el espacio acordes melodiosos demostrando el amor por la música la cual  fluye de su tierno  corazón, y sin olvidar la ocasión dejó que su espíritu musical entone una melodiosa voz  en su hermosa batería.

“Gracias ACORDES BAND por permitir que tu talento musical se acople en las alas de un soñador ruiseñor, y vuele tan alto, tan alto hasta llegar a los celestes cielos obsequiando tu música al divino creador y esparciendo en la inmensidad de la noche unas caricias de luna impregnadas en acordes de melodía musical.”

Gracias a Dios ellos pueden sembrar en las pequeñas almas de nuestros hijos el amor a la música ya que aparte de ser músicos profesionales que brindan conciertos, han creado su academia de música donde pueden cultivar talentos musicales. No perdamos esta oportunidad que nos están brindando.

Academia Jirón Cinco Esquinas Nº 737

                                                                                    Elizabeth Oliveros Soto


Ir a Comentarios y Reflexiones        Ir a Presentación