CANTARES DE MUJER

 

Presentación    Cantares de Mujer

 

 

ESTACIONES DE LA AUSENCIA   E HISTORIAS VITALES

 

Socorro Barrantes

 

            Pasaron los aniversarios del nacer año, tras año.   Se hizo grande nuestra amiga, fueron quedando  los versitos de enamorada en la  antigua carpeta  de madera, del colegio Santa Teresita, las risas, las travesuras, ese gusto por cantar y elevar el alma al infinito.  Terminó el colegio, abrir las alas, enrumbar al mundo, viajar al sur a ejercer la profesión de enfermera, de aquellas que saben lo que hacen con el enfermo: resucitarlo al tercer día glorioso.  Una enfermera es esa amiga,  hermana,  compañera,  cómplice, en sacarle la vuelta a la enfermedad y glorificar el día.  De esa estirpe era nuestra poeta en ciernes, para luego emprender la  profesión de Periodista, apostada en la noticia, hurgando interrogantes para responder con la verdad y la certera luz de la auténtica noticia, crónica, nota de prensa, estableciendo los puentes necesarios para mantener fresca y notable la información.  Luego seguiría estudiando para ser escritora, especialidad de literatura con el Dr. Luzmán Salas, uno de sus brillantes profesores.

            Luego el amor, ¡ah cuántos enamorados se habrán endulzado en sus ojos, en su boca, en sus brazos, en su cintura y ya no sigo más abajito, pues allí hurgó el amor de su vida, con el que parió con dolor y alegría los hijos de sus entrañas.  Entonces escribía escondidita, luego de narrar la noticia,  de colocar la inyección, de freír la sartén vacía, llenándola de milagros gozosos.  Los versos para su amor, para los hijos que se hacían dacito grandes, para las mujeres del pueblo, para la artesana y la niña pelando papas en lo alto de la puna o cuidando las ovejas, la mujer violentada.  Sus ensayos florecían, como la madre selva, que  no deja de florecer, mientras enreda su simiente.

            Gracias a nuestro infatigable promotor cultural GUILLERMO BAZÁN BECERRA, CONSUELO LEZCANO RUÍZ, nuestra entrañable amiga, compañera, yanasa, confidente, consultora, artista, locutora, sanadora de dolores y penas acaba de parir  gemelitos: Un hijo bañado de versos y poesía y la otrita es mujer narradora de ensayos, de cuentos, de sucesos.  Buen partero Guillermo, han nacido luminosos, con voz propia, con ilustraciones de su propio lente ocular maravilloso.

            ¡Cómo no alegrarnos con este nacimiento esperado por tantos años!  Cuánto tiempo ha pasado, juééé… infinitas lunas.  Aquí sus amigos, amigas, hermanos, familia, conocidos y demás,  trayendo las flores más lindas de nuestro corazón para celebrar este notable nacimiento.  Gracias Guillermo, partero de maravillas, de libros incontables, de fórmulas mágicas para dar a luz en un yastá.  Su alegría de recién parida, es nuestra alegría, arrullemos con emoción a sus gemelitos y que Dios y la Vida permita  muchos  hijos literarios y fotográficos más, muchos más.  La vida de sus libros comienza hoy, para seguir fructificando Amén

Cajamarca, 23 de diciembre de 2019.

Inicio


Presentación    Cantares de Mujer