CANTARES DE MUJER

 

DOS HIJOS DEL SOL Y DE LA PERUANA PATRIA

 

Presentación    Cantares de Mujer

 

Socorro Barrantes

En mi notita anterior manifesté, que la conquista de los derechos, los consigue el mismo pueblo a través de sus grandes y pequeñas luchas cotidianas.  Nada viene por el “buen gobierno” o los llamados “representantes”.

 

 

Estos dos hijos de todos los peruanos, eran jóvenes llenos de vida y promesa.  Jóvenes de las cumbres altas, de las selvas olorosas y cálidas, hijos del río y del mar, como tantos otros jóvenes que nacen sin parar, conquistando día a día el universo de los sueños.  Vasta geografía la de sus cuerpos y espíritus erguidos a la existencia, masticando la injusticia del siglo, la levedad del tiempo, el escaso bienestar del barrio, el agua hay que juntarla gota a gota de los carros que la venden en baldes o bidones, subir la cuesta goteando sinsabores, divisar el horizonte poblado de casitas desiguales, donde duerme la desdichada suerte.

Pero en esa geografía amarga, también se yergue la belleza de recientes ojos, de oídos tarareando melodías de todos los sonidos: graves, agudos, tiernos, estridentes. Bocas sedientas de besos y de versos que tiñe el amor con sus colores.  Manos creadoras, nativos cibernéticos, que nos tachan de trasnochados, analfabetos de un mundo tecnológico, que precisamente ya no es el nuestro, pero al cual asoma nuestra curiosidad, las ganas de seguirlos, nos va gustando lentamente. A ellos no les gusta enseñarnos, con la paciencia que necesitan los aprendizajes del viejo o la vieja,

En ese nuevo despertar nacieron INTI y BRYAN, seguro que fueron felices en su niñez calientita con el amor de sus padres, con el sabor de los aires migrantes de la lejana tierra que se pierde en la serranía o la selva, para degustar con vehemencia la salobre atracción del mar infinito, como infinita es la meta de sus ideales de jóvenes saludables, ¡mirando con que ganas a la vida! Y por la vida decidieron aquella tarde, comunicados por el clik, el celular, para enfrentar la injusticia, la mediocridad, la corrupción de los mayores.

Los convocó el grito atorado de los niños sin pan, de los pobres sin trabajo, sin casa, de la mujer asesinada, de la educación que no sirve, mientras aquellos disputándose en el infierno del poder y del dinero; sin pizca de sentimiento por sus representados, que son millones.  Los convocó la Patria, en su profundidad de madre y de hembra que defiende la razón de la queja de sus hijos nacientes, a los doscientos años de no alcanzar todavía la justicia, la equidad, el bienestar del cuerpo y del espíritu.  Con la ilusión desbordante que dan las luchas justas, bajaron y en plena lucha vibrante, alcanzaron la muerte y la Gloria Eterna.  “Juventud divino tesoro, ya te vas para no volver, cuando quiero llorar no lloro y a veces lloro sin querer”

 

 

Todas las madres los lloramos, germinando están   en nuestras entrañas, esperamos su regreso de nochecita.  Nuestros brazos vacíos de vosotros, convertidos ya en MÁRTIRES DE LA PATRIA PERUANA.  No en vano derramaron su sangre…  Los jóvenes lograron desviar el camino nefasto, sin embargo, ustedes serán el faro de sucesivas luchas, hasta lograr redimirlos, con una Patria justa, linda, solidaria, aguerrida, que siga trabajando, amando, riendo, soñando…

           

Cajamarca, 20 de noviembre 2020.

Inicio


Presentación    Cantares de Mujer