CANTARES DE MUJER

¡Agua, bendita seas!

 

Presentación    Cantares de Mujer

 

            El agua es una de las protagonistas de la vida y qué poco la queremos.  No falta mucho para pelearnos por el agua.  Seguimos talando los bosques, explotando las minas sin respetar las venas del agua, las nubes de lluvia,  sin cosecharla adecuadamente, sin guardarla para el mañana. Algunas noticias, de estas tremendas que nos dan a diario, en referencia al coronavirus, cuentan que a muchos  enfermos atacados por este virus en España,  nadie les alcanza un vaso de agua.  Con este mismo virus mortal, estamos gastando  agua sin discreción.  ¡Qué será del mundo mañana!

 

            En fin para qué ahondar en más tristezas…

            Agua bendita quiero saludar la fuerza de tu  ser que se extiende, alimentando a la Madre de  los seres del universo.  Bendita sea el alma transparente de tus pensamientos, el incoloro mundo de tus sentimientos, el trabajo incansable de tus manos corrientes en ríos, quebradas, abras, cataratas, océanos, glaciares.  Armando la rivera de la esperanza, descubriendo el corazón  de la piedra, limpiando el alma del hombre en su egoísmo de poder y de gloria, formando el nido de nueve meses, en el vientre de las madres.

            Amaneces humeante en el humilde fogón del campo, en el de la maestra rural, en el cocina fulgurante del gran señor.  De tu vida depende el amanecer del nuevo día.  De tus labios brotan los besos del amante, del padre por su niño, del Cáliz para revivir el cuerpo del Amor redimido.  Una gota de tu voz basta para encender la evolución de la existencia o su  último aliento.  Con un tantito de tu ser germina la semilla que se hace árbol, de cuyo sudor brotas nuevamente.

En tu silencio se apaga la hora lentamente.  Se seca el maíz y la higuera.  El macho y la hembra se pierden en tu ausencia, muriendo  en la sequía de sus madrigueras. Y de nuestros ojos brotas en llanto que apacienta nuestras penas.  Eres indispensable para armar la casa bonita, tierna de barro y paja, pero también los monstruos de cemento.  El ciclo de tu vida es hermoso, generosamente circula tu sangre vivificando todo a su paso.

¡Agua bendita seas siempre! Perdóname si te atormento, si te hago daño, gotita o mar de luz y de alegría.

  

Cajamarca, 24 de marzo de 2020.

 

Inicio


Presentación    Cantares de Mujer