Libros de Cajamarca - 1990

Ir a Presentación    Ir a Página Literaria    ir a Carátulas de Libros


 

SEIFERT, Reinhard. CAJAMARCA: Vía campesina y cuenca lechera. 1990. CONCYTEC (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) y CAPLECAJ (Centro de Apoyo a la Producción Lechera en Cajamarca). Pág. 356.

 

Prólogo

El tema de la economía campesina en los andes altos es uno de los más polémicos de nuestros tiempos; si bien es cierto la economía campesina de la zona sur y centro del Perú es una de las más estudiadas, difieren bastante de la economía campesina de los andes bajos del norte que no se han estudiado aún con el suficiente detenimiento, pudiendo asegurarse que uno de los primeros trabajos, aunque referido principalmente al aspecto lechero, es visto con acuciosidad y dedicación por Reinhard Seifert en este libro que lo entrega con gran afecto al investigador, al político, al planificador al técnico y especialmente al campesino cajamarquino, por quien manifiesta un gran aprecio, ya que constituye un invalorable aporte que debe ser tomado en cuenta para propuesta del proyecto de desarrollo regional de Cajamarca.

Ing. Pablo Sánchez Zevallos, junio 1990.

Ir al inicio


CABANILLAS, Ricardo, Arte y folclor en la socialización del niño. Cajamarca,1990.

 PRÓLOGO

Uno de los postulados de la Didáctica Creativa es la utilización de juego como eje dinámico del proceso enseñanza-aprendizaje. Aquello que antes era considerado como un acto superfluo y trivial –válido tan sólo para el espacio extraescolar del niño-, cobra en la actualidad una progresiva vigencia en el espacio comunicativo del docente con el educando. De otro lado, la Educación por el Arte, tan postergada en nuestra educación, también adquiere presencia dentro de la didáctica moderna cuando se la enfoca de manera holística y sistémica. Cuando se conjuga el arte y el juego en la socialización y creatividad del niño, la educación se hace más placentera y  eficaz. Sin embargo, las buenas intenciones de nuestros colegas docentes que intentan aplicar el juego y el arte como técnicas educativas, se

ven frustradas por la ostensible carencia de material bibliográfico y por la falta de una seria implementación en materia lúdica y estética. En el mejor de los casos, las reiteradas capacitaciones sólo orientan sus objetivos hacia la zona urbana, y no así hacia la zona rural, donde se encuentra un elevado porcentaje de nuestros educandos.

Hemos venido observando en los últimos años que no pocos juegos infantiles de la zona rural se encuentran en franca extinción. Este fenómeno se debe a la constante migración  del poblador andino, pero también debido a la invasión descontrolada de juguetes de corte occidental y a la influencia de los mass media, especialmente la TCV, con sus programas discordantes con nuestra realidad sociocultural.

Son dos razones fundamentales que han motivado la realización de este trabajo. Por un lado, nuestro sueño infatigable para rescatar los juegos propios de nuestra cultura;  y por otro, tal vez el más significativo, el desafío asumido para generar un proceso metodológico centrado en nuestros juegos, a fin de ponerlos al servicio de la educación. No pretendemos crear esquemas o modelos rígidos. De ninguna manera. Pensamos que la educación es una tarea que exige un permanente reto a la creatividad. Y la educación se hace más atractiva cuando  se emplea el arte al servicio de la educación.

                                                            Cajamarca, noviembre 1990

 

                                                                       RICARDO CABANILLAS

Ir al inicio


CABANILLAS, Ricardo, La casita teja roja. Cajamarca,1990.

 PRÓLOGO

“LA CASITA TEJA ROJA”, de Ricardo Cabanillas Aguilar

Es un manojo de poemas infantiles escritos con emoción y ternura de niño.

Su autor, el joven docente de la Universidad Nacional de Cajamarca, Ricardo Cabanillas, no hace mucho que participa orgánicamente de la Asociación Peruana de Literatura Infantil y Juvenil (APLIJ) y sus congresos nacionales; sin embargo, su labor creativa se había anticipado acertadamente a su inscripción en la entidad rectora de la literatura infantil y juvenil del Perú. Como miembro de la APLIJ ha contribuido con importantes ponencias,

principalmente en teatro, su especialidad cultivada con preferencia a través de la creación y representación.

Con prendiendo los principios de la APLIJ y contagiado por la efervescencia promotora de la literatura infantil y juvenil en el país, Ricardo Cabanillas entrega este poemario para niños, siguiendo el delicado derrotero de pioneros y forjadores de la literatura infantil y juvenil en el Perú. Bajo la estela fulgurante de Abraham Arias Larreta, Luis Valle Goicochea, Carlota Carvallo de Núñez, Rosa Cerna Guardia, Omar Zilbert, Francisco Izquierdo Ríos, Matilde Indacochea y otros, y los insignes poetas contemporáneos de los niños y los jóvenes, Cabanillas se inicia con este breve poemario cuyas cualidades sobresalientes son la sencillez, la ternura y el delicado sentimiento con que traduce su visión infantil.

Sin estridencia ni extravagancias se acerca a sus más inmediatos referentes: la casita, los pastorcitos y las avecillas. Se aproxima a ellos, y una vez que los ha hecho suyos, su emoción encuentra el cauce poético para presentarlos sencilla y singularmente sugerentes.

Ritmo, rima, musicalidad, repeticiones, diminutivos y armonías imitativas, atributos aunque no privativos de la literatura infantil, sí muy cuidados por ella por su especial carácter, se advierten ostensiblemente en “La casita teja roja”, de Ricardo Cabanillas.

El recurso expresivo delautor está enriquecido por bien logradas metáforas e imágenes, cuyo empleo revelan inspiración natural y buen conocimiento del arte poético. Basta citar estos ejemplos:

 

                        Mi casita

                        teja roja

                        tiene aromas

                        de canela.

 

                        Toronjiles,

                        manzanillas

                        que espantan

                        a las penas.

 

            ………………………………………..

 

                        Candelita amarilla

                        tu te peinas

                        en los espejos

                        de mis ojos.

 

            ………………………………………….

 

                        Erizan las nubes

                        tropeles de espuma,

                        el viento en su carro

                        pasea a la luna.

            ……………………………………………..

                        Mariposa

                        amarilla

                        abanico

                        de mi hogar.

            ………………………………………………….

                        En tus alas

                       hay mil vuelos

                        y en tu vuelo

                        un girasol.

 

            …………………………………………………..

            Un suave aliento de tristeza se percibe en el poemario; mas esta sensación se atenúa con dulces y gráciles composiciones infantiles.

            Un nuevo hogar en “La casita teja roja” encontró la poesía infantil. En nombre de la APLIJ, Filial Cajamarca, la saludamos y estaremos siempre visitándola. Que sus puertas permanezcan abiertas a la creación de su autor y que su encanto siga cautivando la ilusión de los niños.

Septiembre, 1990.

                                                                       Luzmán Salas

Ir al inicio


 

QUIROZ MALCA, Demetrio, Del mundo en que vivimos. Lima, Ediciones Video Expres S.A. 1990. 119 pp. (Poesía)

 

Ir al inicio


Ir a Presentación    Ir a Página Literaria    ir a Carátulas de Libros